Un estudio de 1,6 millones de escolares ingleses detectó apenas 70 casos de coronavirus al reabrir los colegios

La mayoría fueron infecciones aisladas y también se infectaron 128 profesores, según un informe de las autoridades

El primer ministro británico, Boris Johnson, visita una escuela en Castle Rock (Inglaterra), este miércoles.
El primer ministro británico, Boris Johnson, visita una escuela en Castle Rock (Inglaterra), este miércoles.JACK HILL (AFP)

Un informe de las autoridades inglesas muestra que, al menos allí, la reapertura de los colegios apenas provocó nuevos casos de coronavirus. La investigación se apoya en datos de 23.400 guarderías, escuelas e institutos a las que acudieron 1.646.000 niños. En un mes, solo se produjeron 198 casos de covid confirmados. La mayoría fueron episodios aislados y solamente el 0,01% de los espacios educativos sufrió un brote.

A diferencia de lo que sucedió en España, donde las escuelas se cerraron en marzo para no abrir, en Inglaterra miles de ellas reabrieron en junio con la desescalada y hasta las vacaciones de finales de junio. Ese mes de clases ofreció a las autoridades sanitarias la ocasión de ensayar varias de las medidas de seguridad que ahora se preparan para la vuelta a las clases en otros países como España. Entre ellas estuvieron el lavado frecuente de manos, la creación de burbujas de niños que no se relacionan con los demás, reducción de la ratio por clase y el aislamiento social, pero no el uso de mascarillas. Los resultados de su informe, recién publicados, son una llamada a la calma.

En los 30 días del mes de junio se reportaron a las autoridades sanitarias 170 eventos de posible infección en la escuela. Solo se confirmaron 101. De ellos, en la mayoría se trató de un único caso y solo el 18% fueron brotes (dos o más casos relacionados). En total hubo 198 infectados. 70 eran niños y los 128 restantes personal educativo. Ninguno de ellos tuvo que ser hospitalizado.

De los 198 infectados, ninguno tuvo que ser hospitalizado

Más de la mitad de los brotes afectaron únicamente a dos personas. El informe pudo detectar la dirección de la mayoría de los contagios intraescolares. Solo hubo dos de niño a niño y otros seis de niño a profesor. La mayoría de los brotes se originaron en el personal educativo y se propagó entre ellos, aunque hubo siete infecciones de profesor a alumno. En el 90% de los casos el aislamiento de la burbuja del caso índice bastó para frenar la propagación.

En términos absolutos, el riesgo de contagio y aparición de un brote fue realmente bajo, con 4,8 eventos por cada 1.000 colegios. Aunque positivos, los datos podrían tener sesgos, ya que la apertura de los colegios, aunque masiva, fue parcial y los niños no tenían obligación de ir a clase.

“La infección por SARS-CoV2 y los brotes fueron raros en los entornos educativos durante el primer mes tras el relajamiento del confinamiento en Inglaterra”, concluye en una nota el doctor Shamez Ladhani, de la agencia de Salud Pública de Inglaterra y principal autor del informe. Ladhani también recuerda que encontraron una correlación entre infecciones en la escuela e incidencia del coronavirus en la región. Esto apuntaría a que la apertura o no de las escuelas no fue un factor decisivo el curso de la pandemia al menos en junio y en Inglaterra.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Sobre la firma

Miguel Ángel Criado

Es cofundador de Materia y escribe de tecnología, inteligencia artificial, cambio climático, antropología… desde 2014. Antes pasó por Público, Cuarto Poder y El Mundo. Es licenciado en CC. Políticas y Sociología.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS