El Constitucional alemán obliga al Gobierno a mejorar la ley climática aprobada en 2019

El Ejecutivo de Angela Merkel se compromete a modificar la norma en esta legislatura

Una mina de carbón a cielo abierto cerca de Colonia (Alemania).
Una mina de carbón a cielo abierto cerca de Colonia (Alemania).WOLFGANG RATTAY (Reuters)

El Tribunal Constitucional alemán ha dictado una sentencia que obliga al Gobierno que dirige la canciller Angela Merkel a modificar sustancialmente la ley climática aprobada en 2019. El alto tribunal alemán ha sentenciado que no tener objetivos de reducción de emisiones contaminantes más allá de 2030 perjudica a los jóvenes respecto a los mayores. La medida ha sido acogida positivamente por el Ejecutivo, que aspira a modificar la ley de protección del clima en esta legislatura, posiblemente la última bajo el liderazgo de Merkel.

Más información
Imágenes por satélite del 17 de abril de 2020 y de 2021 que muestran los efectos de la gran sequía que sufre la cuenca del río Colorado en el lago Powell, en Estados Unidos.
2021: un año decisivo en la lucha climática
FILE PHOTO: U.S. President Joe Biden gestures as he speaks during the Democratic National Committee's "Back on Track" drive-in car rally to celebrate the president's 100th day in office at the Infinite Energy Center in Duluth, Georgia, U.S., April 29, 2021. REUTERS/Evelyn Hockstein/File Photo
Biden busca recuperar el liderazgo climático para EE UU con un ambicioso plan de reducción de emisiones

El portavoz del Gobierno federal, Steffen Seibert, ha señalado este viernes que la decisión del Tribunal Constitucional, conocida este jueves, es “un éxito para los jóvenes que impulsaron la demanda” y “para el conjunto de esa generación”. “La canciller se alegra de esa sentencia y hará cuanto sea posible para que se modifique la ley en la presente legislatura”, ha añadido el portavoz durante una rueda de prensa en Berlín.

En la sentencia, el Constitucional alemán emplaza al Ejecutivo a mejorar la norma antes de finales de 2022 para no perjudicar a las nuevas generaciones. Según el fallo, teniendo en cuenta los objetivos actuales, los jóvenes tendrán que afrontar reducciones de emisiones mucho más grandes en el futuro que las que van a tener que tomar sus antecesores en la actualidad.

El tribunal considera que sería incorrecto permitir que una generación “use gran parte del presupuesto de CO₂ [dióxido de carbono] con una carga de reducción comparativamente leve, si eso significa que las siguientes generaciones se quedan con una carga de reducción radical y sus vidas están expuestas a límites integrales a la libertad”.

La ley, aprobada por el Gobierno de Angela Merkel en 2019, fue vista entonces como una norma pionera. Sin embargo, el tribunal considera que debe endurecerse y actualizarse para finales del próximo año, estableciendo para 2030 una reducción de emisiones de carbono superior al 55% respecto a los valores de 1990, y logrando la neutralidad climática para 2050.

“Las disposiciones impugnadas violan las libertades de los denunciantes, algunos de los cuales aún son muy jóvenes”, ha señalado el Constitucional en un comunicado, al aceptar la demanda presentada, entre otras personas, por Sophie Backsen de 22 años. La joven es hija de una familia de agricultores de la isla de Pellwornm, en el mar del Norte, y había argumentado que temía que el aumento del nivel de mar causado por el calentamiento global engullera su isla y la dejara sin herencia.

“El Tribunal Constitucional emitió un gran y significativo fallo hoy [por este jueves]. Es una época para la protección del clima y los derechos de los jóvenes. Y garantiza la seguridad para la planificación económica”, señaló este jueves en su cuenta de Twitter el ministro de Economía, Peter Altmaier.

Reducción de emisiones en un 40%

Alemania ya ha logrado reducir sus emisiones: en 1990 emitía un equivalente a 1.250 millones de toneladas de dióxido de carbono, mientras que en 2020 esta cifra descendió a las 740 millones de toneladas, una disminución de más del 40%. Para conseguir los objetivos establecidos por la ley, Alemania necesita reducir 178 millones de toneladas para 2030, y otros 281 millones más adelante.

La sentencia del Constitucional llega en pleno año electoral y puede reforzar, involuntariamente, la campaña electoral del Partido Verde, que está liderando varios sondeos. La candidata a canciller de dicha formación, Annalena Baerbock, ha propuesto duplicar la tasa de parques eólicos y solares, así como otras fuentes de energía renovable durante los próximos cinco años. En su programa electoral también se incluye la prohibición de la venta de nuevos vehículos con motor de combustión a partir de 2030 y utilizar y establecer objetivos de emisiones adicionales después de 2030. Esta última medida coincide con los principios de la sentencia del tribunal.

La ministra de Medioambiente, la socialdemócrata Svenja Schulze, será la encargada de elaborar en las próximas semanas la correspondiente modificación, de acuerdo a la sentencia del Constitucional. La idea es que la norma pueda comenzar el trámite parlamentario antes de la pausa del verano. La decisión judicial fue recibida como un éxito tanto por los demandantes como por los Verdes, que ven el fallo como la ratificación de que se precisan objetivos más ambiciosos. “Es una sentencia histórica, que apoya nuestras reivindicaciones y las de jóvenes como los de Fridays for Future”, ha dicho líder de los Verdes.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS