Un plan para empezar a recortar emisiones de CO₂ en casa

Los países desarrollados deben reducir de forma drástica los gases que causan el calentamiento del planeta. En este vídeo mostramos cómo contribuir desde el hogar, con acciones pequeñas y otras mucho más grandes

Algunos consejos para reducir nuestra huella de carbono

¿Es posible reducir la emisión de gases de efecto invernadero en nuestra vida cotidiana? Sí. Algunas acciones son tan sencillas como poner la nevera a 5 grados o cambiar el ascensor por las escaleras, aunque pueden hacerse muchas más cosas. Elena Vizcay, de la ONG Comunidad por El Clima, nos explica cómo hacerlo en este vídeo partiendo de tres niveles de dificultad.

En primer lugar están los pequeños gestos que evitan pocas emisiones pero que no conllevan prácticamente ningún esfuerzo, entre los que están utilizar el microondas en lugar del horno, no poner el congelador a menos de 18 bajo cero y mantener la nevera a 5 grados. Otras acciones, que representan una mayor reducción de nuestras emisiones, requieren una mínima planificación y un cambio de hábitos, como consumir productos de proximidad y de temporada o aprender a emplear los electrodomésticos de una manera más eficiente. Si queremos reducir significativamente nuestra huella de carbono hace falta un cambio cultural, como moverse en bici o en tren en lugar de hacerlo en coche o en avión, medios mucho más contaminantes.

El Congreso ha aprobado este mes la primera ley climática de España para erradicar los gases de efecto invernadero en 2050. La primera meta para 2030 es reducir las emisiones un 23% respecto a las de 1990. La ciudadanía tiene un papel indispensable para alcanzar este objetivo contra el calentamiento del planeta, por eso esta guía pretende ayudar a los ciudadanos a implicarse en ello.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS