Campos de colmenas para ciudadanos que quieran convertirse en apicultores

No es posible tener abejas en la ciudad en España, pero sí recurrir a terrenos compartidos donde aprender a criar estos polinizadores

Curso de iniciación a la apicultura en uno de los terrenos compartidos de Apiscam.

Hoy en día, la apicultura urbana no es posible en España. Como explica Juan Carlos Álvarez, presidente de la Asociación de Apicultores de la Comunidad de Madrid (Apiscam), no hay posibilidad de criar abejas en ciudades porque desde 2002 un real decreto establece que no puede haber colmenas a menos de 400 metros de una zona urbana. Sin embargo, existe otra curiosa fórmula para convertirse en apicultor: recurrir a un terreno compartido en el campo donde se puedan alojar colmenas.

La asociación Apiscam tiene en marcha una iniciativa para que ayuntamientos cedan terrenos en los que formar a nuevos apicultores. “Nosotros buscamos asentamientos que cumplan la legislación para que la gente pueda colocar sus colmenas”, explica Álvarez, que incide que está actividad ayuda al desarrollo de los insectos polinizadores y al cuidado del medio ambiente. La idea es que cualquier persona puede inscribirse y recibir la capacitación y un terreno donde colocar sus colmenas durante dos años.

En el vídeo adjunto mostramos cómo un grupo de estudiantes aprende la crianza de abejas en una finca en Redueña, en Madrid. Es como un huerto compartido, pero con colmenas.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.
Suscríbete

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS