Librotea: un cambio para seguir siendo un prescriptor único

Tras cinco años alojada en EL PAÍS, la página de recomendación de libros pasa al grupo mexicano Milenio. Un movimiento visto por su director como una oportunidad para dar el salto a todo el ámbito cultural

Pepe Verdes, en la entrega de los premios a la mejor labor editorial organizados por Librotea.
Pepe Verdes, en la entrega de los premios a la mejor labor editorial organizados por Librotea.

Cuando nació en febrero de 2016, Librotea era una apuesta radical en un mundo de algoritmos que sustituyen las acciones humanas, una apuesta por el prescriptor, por la recuperación del librero, del experto. Escaparate virtual organizado a través de listas, comunidad de lectores que comentan sus libros preferidos, espacio para que unos y otros encontraran las críticas publicadas de los expertos, Librotea se convirtió rápido en un lugar de encuentro. Ahora, tras cinco años en EL PAÍS traslada su actividad al diario mexicano Milenio y aprovecha la coyuntura para dar un salto y un gran cambio, aunque todo en esencia siga igual.

“Vamos a convertir Librotea en un recomendador cultural, no solo de libros”, comentaba este martes Pepe Verdes, director de Librotea, por teléfono. “Al principio tendrá más que ver con la literatura, pero poco a poco nos vamos a ir abriendo en general hacia la cultura. Las cosas hay que cambiarlas cuando están bien, no cuando van mal. Queremos entrar a explorar esto. Es una novedad radical y de mucho calado”, añade.

Aspecto de la portada de Librotea el pasado miércoles.
Aspecto de la portada de Librotea el pasado miércoles.

La idea de Librotea surgió de un error, pero no suyo sino de Amazon. A Verdes, como a tantos, no le gustaba lo que el algoritmo recomendaba tras comprar un libro y se preguntó ¿Quiénes son los que mejor recomiendan? La respuesta: primero nuestro círculo próximo y luego nuestro librero. Añádanse expertos y escritores y tendrán el escaparate de Librotea. También hay algo de “morbo” en palabras de Verdes: al lector le gusta saber qué ha leído según qué escritor para preparar su nueva obra y eso es algo que también se puede encontrar en las estanterías de esta peculiar biblioteca.

El salto a México, surgido tras algún intento que no cuajó de quedarse en España, implica también una apertura de miras. “Queremos seguir estando pegados al mundo editorial. Y esa era otra demanda de los editores, abrirse a Latinoamérica, lo que nos abre otra línea de negocio que nos interesa mucho. Esto tiene que ser rentable, es una idea que tenemos siempre en la cabeza y es algo que conseguimos en EL PAÍS y esperamos seguir consiguiendo ahora”, explica Verdes. Tres grandes mercados del español (México, Argentina y Colombia) centran el camino del nuevo proyecto.

Con el transcurso de los años, la experiencia de Librotea arroja luz sobre las preferencias de los lectores, que no querían, por ejemplo, otra red social. “La gente nos dijo que no, que no lo necesitaban. Entonces abrimos el camino para convertirnos en un suplemento literario muy distinto. Milenio ya tiene su suplemento y nos queremos diferenciar de él. Los lectores quieren un lugar donde encontrar libros”, reflexiona Verdes.

Cuando se habla de rentabilidad enseguida la mirada gira a la venta de libros, uno de los canales de ingresos de Librotea, aunque no el fundamental, según cuenta su responsable. En España la alianza fue con La Casa del Libro (Planeta) y ahora buscan un acuerdo con alguna empresa mexicana. “Estamos tratando de no ir con Amazon, no es el modelo porque usan algoritmo y por otro porque otras experiencias estupendas nos animan a seguir su ejemplo”.

La pandemia ha demostrado que el libro no es un producto cultural tan fácil de vencer. Las ventas han subido y mucha gente se ha refugiado en la lectura. “El libro importa, importa muchísimo y creo que es una tendencia que se va a quedar. Ahora con todo abierto se sigue vendiendo más que en 2019 lo que es una buena noticia para el sector y para Librotea”, comenta Verdes pensando ya, quizás, en la próxima lista con la que sorprender al lector.

Sobre la firma

Juan Carlos Galindo

Es responsable de la sección de Pantallas y, además, escribe sobre libros en Cultura y Babelia y coordina el blog de novela negra Elemental. Lleva en EL PAÍS desde 2008 y antes estuvo en 20 minutos, entre otros medios. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS