CRÍTICA: 'MANOLETE'
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Maldita no, mala

El drama parece ir de triste y melancólico, como su protagonista, pero solo es plúmbeo

De Avaricia a La puerta del cielo, de Apocalypse now a Margaret, en buena parte de las películas malditas, las que tras problemas de rodaje y montaje acabaron con varias versiones y estrenándose con retraso, puede vislumbrarse la alta calidad de los proyectos y, en mayor o menor medida, de sus resultados. Los problemas de producción, los montajes desafortunados y la mala suerte pueden rebajar la calidad de una gran película, nunca convertirla en una bazofia. Así que pongamos las cosas en claro: Manolete, en versión de Menno Meyjes, de Andrés V. Gómez o de la madre que la parió, que llega a España con cinco años de retraso, no es una película maldita, es una mala película que también hubiese sido deficiente sin su intrahistoria financiera.

Pomposa y de estructura incomprensible más que compleja, Manolete parece ir de triste y melancólica, como su protagonista, pero solo es plúmbea. Nunca hay carne ni calor verdadero a pesar del drama, estamos ante personajes de cartón-piedra que se mueven como criaturas de Antonioni, hablan siempre en susurros (¿por qué todos los personajes se comunican como en secreto?) y son visualizados por Meyjes con la grandilocuencia hortera del John Woo de Misión: Imposible II, palomas a cámara lenta incluidas. Con una banda sonora que subraya su supuesta amargura, pocos toros, mucha pomposidad vacía, una rivalidad entre Manolete y Luis Miguel Dominguín que da risa y un doblaje desconcertante (a los susurros hay que añadir que ni Penélope ni Echanove ni, por supuesto, Brody se han doblado a sí mismos), la película acude a las partes más oscuras de la existencia del mito (su supuesta adicción a la cocaína y las relaciones bisexuales de su amante, Lupe Sino), pero, al representarlas sin desarrollo, quedan como simples concesiones al morbo. Concesiones que se rematan en la extenuante secuencia final, la de la muerte, cargada de inverosímiles premoniciones, y en la que se quiere crear suspense de un hecho que conoce todo el mundo.

MANOLETE

Dirección: Menno Meyjes.

Intérpretes: Adrien Brody, Penélope Cruz, Santiago Segura, Juan Echanove, Josep Linuesa.

Género: drama. España, 2007.

Duración: 93 minutos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

J. O.

Crítico de cine de EL PAÍS desde 2003. Profesor de cine para la Junta de Colegios Mayores de Madrid. Colaborador de 'Hoy por hoy', en la SER y de 'Historia de nuestro cine', en La2 de TVE. Autor de 'De Blancanieves a Kurosawa: La aventura de ver cine con los hijos'. Una vida disfrutando de las películas; media vida intentando desentrañar su arte.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS