'The Walking Dead' explosiva

The Walking Dead ha vuelto y lo ha hecho a lo grande. Con el primer capítulo de la quinta temporada ha vuelto a batir su propio récord como la serie de cable más vista en Estados Unidos. Pero es que además se marcaron uno de los mejores capítulos de la serie. O al menos, el comienzo más prometedor. Hace tiempo que los zombis no son el mayor peligro al que se enfrenta el grupo de supervivientes que lidera Rick (o Carol, según se mire...). Pero es que ahora, y ya superada la época del Gobernador, los humanos dan más miedo que nunca.

A partir de aquí, detalles de los dos primeros capítulos de la quinta temporada

Ha vuelto The Walking Dead (que en España podemos ver solo un día después que en EE UU en Fox) y lo ha hecho de la forma en que le reclaman sus fans: con muchos zombis, mucha acción y abriendo nuevos caminos para los protagonistas. Tras el descubrimiento de lo que ocultaba Terminus, ese falso El Dorado al que llegaron los personajes al final de la temporada pasada, ha bastado un capítulo para que toda la situación vuele por los aires. Acción sin freno, angustia (cómo les gusta hacernos sufrir) y, por fin, reencuentros, porque no solo de tensión y de nervios vive el fan del apocalipsis zombi: también es necesaria alguna alegría y alguna emoción de vez en cuando.

Walking2

El segundo capítulo introduce un nuevo personaje (y otro más que se asomó al final de los créditos del primer episodio...) y nuevos conflictos. Además, demuestra lo que sospechábamos: la sombra de Terminus es alargada. Un tema, el del canibalismo, tan "jugoso" no podía haberse quemado con tanta rapidez. Y no lo ha sido. Una nueva vuelta de tuerca y un nuevo peligro más inquietante —aún— que los anteriores.

Y a todo esto, Carol sigue afianzándose como una de las piezas clave en el grupo de supervivientes. Ya en la pasada temporada fue la protagonista de uno de los capítulos más impactantes de la ficción (no todos los días una serie se atreve a mostrar a un adulto disparando por la espalda a una niña). Carol sigue echándose el grupo sobre sus hombros y convirtiéndose en una auténtica heroína cuando es necesario. La actriz Melissa McBride —cada vez más inmensa— sigue sumando capas a un personaje que no hace más que crecer.

Ahora llegarán, seguro, momentos de calma, esos en los que algunos seguidores de la serie se inquietarán porque no hay muertes, "no pasa nada", "no hay suficientes zombis", "no hacen más que hablar". Pero son capítulos que son tan necesarios o más que aquellos en los que la acción se desata y que son la base sobre la que se sustentan momentos como el del regreso de la serie. The Walking Dead es una serie explosiva y durante varios capítulos puede parecer en hibernación hasta que la olla a presión explota. Pero tan importantes son esos valles como estos picos. Así que calma y disfrutemos del camino tanto como de los regresos y finales explosivos, que aún hay zombis para rato.

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS