‘La voz’ se vuelve a poner en marcha

El concurso inicia la grabación de su tercera entrega con las audiciones a ciegas Alejandro Sanz y Laura Pausini se unen al grupo de 'coaches' del programa

De izquierda a derecha: Tania Llasera, Antonio Orozco, Malú, Alejandro Sanz, Laura Pausini y Jesús Vázquez.
De izquierda a derecha: Tania Llasera, Antonio Orozco, Malú, Alejandro Sanz, Laura Pausini y Jesús Vázquez. Telecinco

Cuatro sillas como cuatro tronos están colocadas de espaldas a los concursantes, que, en razón de minuto y medio, deben convencer a cuatro artistas internacionales de que su voz merece la pena. Ni dramatización, ni vestuario, ni baile. Solo las cuerdas vocales. El fin de semana pasado comenzó la grabación de la tercera edición de La Voz precisamente con las conocidas como audiciones a ciegas como primer tamiz de talento. Los cantantes Malú y Antonio Orozco continúan como coaches del programa musical que produce Telecinco con Talpa y Boomerang TV, y Alejandro Sanz y la italiana Laura Pausini son los nuevos fichajes, tras el paso en las dos anteriores ediciones de David Bisbal, Melendi y Rosario Flores. Este formato exitoso se ha adaptado desde 2012 en España, con la holandesa The Voice como inspiración.

Los coaches, tras las audiciones a ciegas de un centenar de voces que han llegado tras el casting a miles, contarán con un equipo de 14 voces, 56 personas en total que competirán en la segunda parte de La Voz, bautizada como Las batallas. La emoción es uno de los ingredientes más notables del concurso. El juego de seducción es también de los coaches hacia las voces que concursan, si estas logran que más de uno de los jueces pulse el botón rojo que indica que existe interés por un candidato. Esa competitividad ya se palpó entre bromas y veras en la presentación ante los medios realizada en el gigantesco plató de televisión del talent show, en Villaviciosa de Odón (Madrid), en el que destaca la característica mano haciendo el signo de la victoria mientras sujeta un micrófono, distintiva del concurso musical.

El cantante Alejandro Sanz se estrena en 'La voz' de España.
El cantante Alejandro Sanz se estrena en 'La voz' de España.Telecinco

Ni Alejandro Sanz, uno de los cantantes españoles más reconocidos del panorama internacional, ni Laura Pausini, estrella desde su triunfo con La solitudine en el festival de San Remo de 1993 y primera italiana ganadora de un Grammy, son novatos en su papel como coaches, ya que participaron en La Voz de México en su primera y cuarta temporada, respectivamente. Pausini, que se mostró la más bromista y directa de los cuatro coaches durante la presentación, destacó el descubrimiento que para ella ha supuesto trabajar en televisión. “En México me sentí como una princesa, me divertí, descubrí voces interesantes…”, recalcó. Tanto para ella como para Alejandro Sanz, La Voz tiene que ir más allá del concurso televisivo, para ser un espacio en el que se empiecen a forjar carreras sólidas en la canción. Alejandro Sanz aseguró que la parte que le gusta más del concurso es la de las “audiciones a ciegas” y admitió la dificultad que entraña elegir entre los candidatos. Lo que más le atrae es "la posibilidad de cambiar la vida de alguien”. David Barrull, ganador de la mano de Malú como mentora de la segunda edición del concurso, fue mencionado como ejemplo de historia de éxito propulsada por el concurso. 

Jesús Vázquez continúa como presentador de La Voz y cuenta con la colaboración de Tania Llasera. Las novedades que traerá esta entrega se quedan de momento en el cajón de los secretos, aunque sí continúan los ‘robos’: los artistas expulsados podrán ser reclamados por los otros coaches. Leonardo Baltanás, director de Producción de Contenidos de Mediaset España, indicó que algunas de las novedades son también desconocidas para los propios coaches. “En Mediaset España producimos muchos programas pero solo hay uno, La Voz, que nos ocupa prácticamente todo el año, que concita altos niveles de expectación y que sobre todo nos abre una vía de contacto con el mundo de la música”, añadió. En este sentido, Pausini destacó: “También somos oyentes y fans, deseamos encontrar nuevos ídolos. En mi caso buscaré algo diferente o emocionante a nivel de ‘piel’, ya que no podremos ver a los candidatos”.

La segunda parte de La Voz logró, de acuerdo con los datos ofrecidos por la cadena, el 23,2% de cuota de pantalla, el liderazgo en su franja de emisión, con 3.406.000 espectadores.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS