“En un ascensor me quedaría encerrado con Mujica”

El fundador de la Nueva Trova contesta al carrusel de preguntas de este diario

El cantautor cubano Pablo Milanés, en Madrid.
El cantautor cubano Pablo Milanés, en Madrid.uly martin

La música sigue alimentado al incombustible Pablo Milanés a los 71 años. El cantautor y compositor cubano fue sometido en junio pasado a un trasplante renal y ha regresado a los escenarios con una energía rebosante. Su nuevo trabajo, Renacimiento, que ahora presenta en América y Europa, expresa ese resurgir “personal y profesional”. Mientras, canta a poetas hispanoamericanos en Canció de Otoño, graba otro disco de poemas con su pianista Miguel Núñez y comparte estudio con su hija Haydée en otro proyecto de temas clásicos.

Pregunta. ¿Qué libros están normalmente en su mesa de dormir?

Respuesta. Desde la adolescencia no paro de leer, tengo siempre unos cinco o seis libros en la mesita de noche.

P. ¿Qué libro le cambió la vida?

R. Un día en la vida de Ivan Denisovich, de Aleksandr Solzhenitsyn, que lo leí cuando estuve en un campo de concentración, de carácter estalinista, en Camagüey, Cuba, a los 23 años.

P. ¿Cuál es su rutina diaria para componer o cantar?

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

R. Generalmente escribo mis canciones cuando tengo deseos que incluyen musa y oficio.

P. ¿Quiénes son sus influencias musicales?

R. Fundamentalmente la música barroca y renacentista y el son cubano. Y escucho mucho el jazz, música brasileña...

P. ¿Qué canción le pondría a un niño?

R. A un niño lo trataría como a un niño y le pondría canciones de María Elena Walsh, de Liuba María Hevia, Teresita Fernández, que son extraordinarias compositoras de música infantil, así como el mexicano Francisco Gabilondo Soler, Cri-Crí.

P. ¿Cuál es su lugar favorito en el mundo?

R. El Malecón de La Habana.

P. ¿Qué canción le gustaría haber compuesto o cantado?

R. Las canciones las suelo admirar, no envidiar.

P. Si pudiera adquirir cualquier pintura, ¿cuál sería?

R. Los girasoles de Van Gogh.

P. ¿Cuándo fue la última vez que lloró?

R. Soy muy llorón, lloro con un libro, una película, una ausencia, con muchas cosas.

P. ¿Cuál es el mejor consejo que le dio alguno de sus padres?

R. Mi padre me hablaba todos los días de la dignidad, la entereza y el sacrificio en vez de darme un pescozón. Yo realmente prefería el pescozón al sermón.

P. ¿Con quién le gustaría quedar atrapado en un ascensor?

R. Con Mujica para aprovechar y conversar todo el tiempo con él.

P. ¿Lo último que compró y le encantó?

R. Un equipo de música.

P. ¿Lo que está deseando comprarse?

R. El próximo libro que escriba John le Carré.

P. ¿La última comida que realmente le sorprendió?

R. Un bonito con tomate, bonito del Caribe.

P. ¿Qué música escucha en el coche?

R. Barroco y cualquier trabajo que haya acabado de grabar.

P. ¿Qué espacio de su casa es su favorito?

R. Mi cuarto.

P. ¿En su nevera siempre hay...?

R. Jugos de frutas.

P. ¿Un sueño recurrente?

R. Últimamente cosas de mi infancia.

P. ¿Qué le reprochan sus amigos?

Que no los vea más seguido.

P. En una fiesta de disfraces, ¿de qué se disfrazaría?

R. No me gusta disfrazarme.

P. ¿Su especialidad en la cocina?

R. Me encanta cocinar y tengo varias especialidades: comida china y cubana.

Sobre la firma

Juan Morenilla

Es jefe de sección de Deportes. Estudió Comunicación Audiovisual. Trabajó en la delegación de EL PAÍS en Valencia entre 2000 y 2007. Desde entonces, en Madrid. Además de Deportes, también ha trabajado en la edición de América de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS