Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Territorio ilimitado para la escena

El CDN y el Teatro Pradillo crean el ciclo 'El lugar sin límites. Dramaturgias en movimiento'

'Arrojad mis cenizas sobre Mickey'. Ampliar foto
'Arrojad mis cenizas sobre Mickey'.

Algo más de diez kilómetros separan el Museo Reina Sofía y una de las sedes del Centro Dramático Nacional (el Teatro Valle Inclán) del Teatro Pradillo. Una línea en el mapa que será la ruta para adentrarse durante un mes en un espacio lleno de posibilidades. Del 11 de junio al 5 de julio, el ciclo El lugar sin límites. Dramaturgias en movimiento, "será un encuentro surgido a partir de la dramaturgia pero que llega a todo aquello que está en los márgenes", explica Carlos Marquerie, fundador y uno de los directores del Teatro Pradillo.

Ernesto Caballero, director del CDN, apunta la obviedad del proyecto: “Era de cajón. El teatro contemporáneo va desde finales del XIX hasta hoy. Hay que preservar el repertorio tradicional y los grandes clásicos tanto como alimentar el teatro de nuevos creadores”. Los que rompen con las narrativas tradicionales, los que cuestionan las convenciones. “Son también ellos quienes hacen avanzar el arte, las experiencias que representan traspasan conceptos e invanden otros espacios creativos”.

'Carnation & Más distinguidas', espectáculo de La Ribot.
'Carnation & Más distinguidas', espectáculo de La Ribot.

Rodrigo García, Federico León, La Ribot, El Conde de Torrefiel y Claudia Faci son algunos de los creadores que formarán parte del ciclo comisariado por Marquerie, junto a Emilio Tomé y Getsemaní de San Marcos. Un combinado que también contará con exposiciones, conferencias, talleres y encuentros. “Siempre hemos pensado que el encorsetamiento de ciertas formas a ciertos espacios era un techo impuesto”, arguye Tomé.

“La intención es que otro tipo de público vaya al CDN y que el habitual del CDN vea otras cosas”, amplía Getsemaní de San Marcos. La colaboración de estas tres instituciones es, por lo pronto, una grieta en el vetusto caparazón de la práctica habitual: teatro indie en salas off y el tradicional a espacios clásicos. “Deben romperse esos compartimentos estanco. Ya está naciendo un público de nuevo cuño y confío en que eso sea una onda expansiva”, sentencia Caballero. Y sin prejuicios.

El público está cambiando

Ernesto Caballero, director del Centro Dramático Nacional

"Quiero pensar que hay varios públicos; además, la experiencia que tengo es que está más formado, acepta que ya no existe esa separación en cuanto a formatos, como si fueran clases. Cada vez es más abierto. La programación está definida con heterogeneidad. Creo que se están rompiendo esos compartimentos estanco; se está modificando porque también se está modificando el lugar del espectador, no solo en el CDN y en el teatro. Ese consumidor pasivo al que se le atiborraba de mensajes y de estímulos ya está siendo cuestionado. Nosotros, en el CDN, por ejemplo, hemos creado un laboratorio de investigación. Obviamente, hay de todo, como en botica. Pero ya hay un público de nuevo cuño y tengo confianza en eso sea una onda expansiva, especialmente ahora que está muy receptivo y no creo que ya se defina por ser un espectador con prejuicios".

Más información