Aquellos veranos televisivos

Concursos, recopilatorios... Una mirada al pasado reciente de la programación estival

'Grand Prix del verano' arrancó en La 1 en 1995 con el nombre 'Cuando calienta el sol'.
'Grand Prix del verano' arrancó en La 1 en 1995 con el nombre 'Cuando calienta el sol'.

No necesariamente todo tiempo pasado fue mejor. Y menos cuando se trata de la programación televisiva veraniega. Con el comienzo del periodo vacacional, las cadenas deciden reservar sus programas estrella y rellenar su parrilla con espacios frescos, ligeros y que no supongan un gran coste si los espectadores deciden invertir su tiempo en otros menesteres. Esta costumbre no se trata de una tendencia reciente. Volvemos la vista atrás para recordar cuáles eran los programas que veían los españoles en el verano en 1995 y 2005 para entender cómo hemos llegado hasta la programación estival de 2015.

Verano de 1995

Hace veinte años, Televisión Española estrenaba uno de esos programas que se convertirían en un clásico del verano: Grand Prix del verano. En aquel 1995, Ramón García, en plena cumbre de la fama catódica gracias al éxito de ¿Qué apostamos?, arrancaba un programa que ese año llevó por nombre Cuando calienta el sol, pero que desde 1996 se rebautizó como Grand Prix del verano, y así se mantendría durante 11 años ininterrumpidos en TVE. Dos pueblos (en aquel 1995 eran cuatro localidades) competían entre sí en diferentes pruebas para lograr el premio final. Las vaquillas, presentes en varias de las pruebas, eran los personajes secundarios imprescindibles del concurso, como si de las fiestas del pueblo se tratase.

Otro programa estival de 1995 fue Uno para todas, emitido en Telecinco, donde el presentador Goyo González y 200 mujeres buscaban al chico del verano. Los eliminados en pruebas de inteligencia, atractivo físico o fuerza (frente al culturista Héctor) eran lanzados a la piscina que presidía el plató.

Además de concursos, la parrilla veraniega de hace 20 años contaba con varios espacios de refritos de programas anteriores, como Tinto de verano en Telecinco o Refrescante en Antena 3. Tampoco faltó el Karaoke de verano en Telecinco o las galas de Mójate en TVE, una combinación de actuaciones, entrevistas y cámara oculta, entre otros elementos de lo más variopinto con Esther Arroyo y Bermúdez al frente.

Verano de 2005

Una década después, La 1 de TVE seguía apostando por Grand Prix del verano y por el incansable Ramontxu. Pero también introdujo algunas novedades en la parrilla estival. Una de ellas fue el debut de Mira quién baila. Anne Igartiburu presentó por primera vez el concurso de baile con famosos el 13 de junio de 2005. El éxito del programa fue tal (superó los cuatro millones de espectadores en casi todas sus emisiones de esta primera edición) que llegó a tener siete temporadas en TVE antes de pasar a Telecinco en 2010.

En la parrilla de la pública también se podía ver ese verano Ankawa, programa presentado por Bertín Osborne sobre el mundo de los animales, y se estrenaba el espacio informativo España directo. No faltaron las galas de verano que mezclan humor y actuaciones musicales en directo y enlatadas con Viva el verano. Y fue también el año en el que los españoles pudieron engancharse en la televisión en abierto a dos series internacionales que marcaron época: Perdidos y Mujeres desesperadas.

En cuanto a las privadas, Telecinco mantenía el filón que es la información sobre el corazón con la edición veraniega de Aquí hay tomate, presentada por Miquel Serra e Idoia Bilbao, y el programa Salsa rosa, conducido por Santi Acosta. Las tardes de aquel verano estaban marcadas por la lucha de culebrones que protagonizaba Pasión de gavilanes, todo un fenómeno que llegó a imponerse al Tomate, y Amarte así, Frijolito, también con buenos datos en La 1. Además, el concurso ¿Quién quiere ser millonario? llegaba ese verano a Antena 3 procedente de Telecinco, cadena que aprovechó el estío para emitir su primera edición de Operación triunfo, la cuarta del programa.

Verano de 2015

¿Qué ha cambiado en el panorama televisivo veraniego? Ahora ya no hay rastro de Grand Prix del verano, pero a cambio los canales siguen pensando en formatos supuestamente refrescantes y familiares para estos meses. ¡Vaya fauna! se ha despedido de Telecinco dejando tras de sí un reguero de críticas y unos datos de audiencia (una media de 1,9 millones de espectadores y 13,7% de share) por debajo de la media de la cadena. Televisión Española ha apostado por el talent show Insuperables, una especie de Tú sí que vales con algún cambio en la mecánica. Tampoco faltan programas de refritos y recopilatorios de vídeos, como Tvemos en La 1, en este caso con gran protagonismo de las redes sociales.

Telecinco ha intentado seguir con su buena racha en cuestión de realities enlazando Supervivientes con Pasaporte a la isla, que no ha logrado repetir el éxito alcanzado por el primero. A cambio, ha aumentado el número de horas de Sálvame con doble ración de Sálvame Deluxe los viernes y sábados. Y, siguiendo la estela de los últimos años, las series internacionales se han hecho fuertes en la programación veraniega, con buenos datos para los capítulos de The Flash, Forever o Invisibles, entre otras.

En definitiva, a pesar de los ligeros cambios con el paso del tiempo, la programación estival sigue siendo un desierto con oasis ocasionales.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS