46% mujeres y 41% negros: la Academia de los Oscar vende su renovación

La Academia de Hollywood invita a más de 600 artistas a ser miembros

Lo prometido es deuda. La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood ha cumplido la promesa de diversificar sus filas que hizo a principios de año. La organización que entrega anualmente los Premios Oscar ha invitado a 683 profesionales del cine a que pongan un poco de color en la Academia. La cifra prácticamente duplica el número de invitaciones cursadas en ediciones anteriores. Y están dirigidas especialmente a aquellos profesionales de otro sexo o raza que no sean hombres blancos como la aplastante mayoría de sus miembros hasta ahora. Como declaró la presidenta de la organización, Cheryl Boone Isaacs, a la revista Variety, se trata de un “gran paso” hacia una mayor diversidad en un grupo criticado por ser demasiado blanco que ahora quiere liderar con el ejemplo. Para incidir en ello, 283 de esos invitados proceden de 59 países, como el colombiano Ciro Guerra, y una de decena de españoles como Juan Antonio Bayona o Isabel Coixet.

Un gran paso presentado a bombo y platillo con un power point que se puede ver en la Red digno del brillo y del espectáculo que acompaña la palabra Oscar. La Academia quiere que se sepa que de los invitados de 2016 un 46% son mujeres y un 41%, negros. Con estas cifras la organización desea sacudir esa imagen asentada a lo largo de su historia que ha llevado a una Academia donde el 90% de sus miembros son blancos y el 75%, hombres, así como las acusaciones de racismo que explotaron el año pasado, el segundo consecutivo en el que ningún intérprete negro lograba una nominación a los premios. Artistas como Spike Lee o Will Smith llegaron a boicotear la gala para protestar a favor de una mayor inclusión.

Más información
La Academia promete cambios para fomentar la diversidad racial
Las minorías de Hollywood se expresan
Un nuevo estudio ataca la “crisis de inclusión” de Hollywood
Boicot a los Oscar blancos

La meta sigue siendo duplicar el número de minorías para el 2020, lo que según los cálculos de The Wrap exigiría invitar a unos 500 profesionales de otra raza o etnia y a unas 1.500 mujeres que trabajen en esta industria en el próximo lustro. Una meta que Boone Isaacs considera alcanzable gracias a las “sugerencias” de las 17 ramas de esta organización. “Queremos animar a una nueva generación que nunca pensó que podía ser invitada”, indicó la presidenta.

Entre los nuevos invitados figuran algunas de las nuevas estrellas de Hollywood como el guatemalteco Oscar Isaac o el británico John Boyega, ambos en las nuevas entregas de La guerra de las galaxias. Idris Elba, cuya ausencia entre los candidatos de la última gala fue el detonante de la protesta racial contra la Academia, también recibió su invitación para formar parte de la rama de actores. Una lista diversa donde todo cabe: jóvenes emergentes como Dakota Johnson o Andrew Garfield, secundarios de toda la vida como Luis Guzmán o viejas estrellas como Ignacio López Tarso, protagonista de Macario (1960), o la ganadora del Tony y del Emmy Patty LuPone. Brie Larson, Freida Pinto, Alicia Vikander, Jorge Perugorría, Tom Hiddlestone, Ice Cube o Michelle Rodríguez, entre otros muchos, son ejemplo de esta nueva diversidad en lo que se refiere a los actores. Entre los intérpretes también se han incluido a dos de las musas de Pedro Almodóvar: Cecilia Roth y Marisa Paredes.

La Academia aseguró que en su lista de invitados figuran profesionales que tienen desde los 24 hasta los 91 años. Y en  busca de más diversidad 283 de los posibles futuros miembros vienen de 59 países. Son muchos los artistas españoles incluidos en esta lista en sus diferentes categorías, desde los productores Fernando Bovaira, Belén Atienza o Esther García a los directores Isabel Coixet y Juan Antonio Bayona, la directora de reparto Sara Bilbatua, el compositor Fernando Velázquez, la diseñadora de vestuario Sonia Grande, el técnico de sonido Gabriel Gutiérrez, el montador Bernart Vilaplana o la diseñadora de producción y ganadora de un Oscar Pilar Revuelta, entre otros.

Como comentó Boone Isaacs, algunos nombres han causado sorpresa incluso entre los miembros de la Academia, asombrados de que todavía no fueran parte de la organización. Cineastas reputados como los directores Margarethe Von Trotta o Ken Loach. O las hermanas Wachowski, Lana y Lilly, invitadas solo ahora cuando en 1999 revolucionaron el cine con Matrix. Una de las ramas donde más destaca la numerosa presencia de mujeres invitadas es la de dirección, toda una ironía cuando es difícil encontrar una cineasta detrás de alguno de los grandes estrenos de Hollywood y solo una en toda la historia, Kathryn Bigelow, obtuvo el Oscar a la mejor dirección (en 2009, por En tierra hostil).

Como insistió Boone Isaac, con esta lista de invitados la Academia quiere animar “a otros grupos de esta comunidad creativa” a que abran sus puertas y creen oportunidades. Eso sí, el hecho de ser invitado no significa que seas miembro. Aquellos que figuran en este listado tienen que responder a este ofrecimiento aceptando ser parte del grupo, algo que no todos hacen como Fernando Trueba, a quien en su día se le pasó el plazo, o Hayao Miyazaki, que directamente rechazó la oferta.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS