‘Navajazo’, un poderoso ensayo sobre el desencanto

Un filme transgresor y provocador, que rompe las formas convencionales para narrar y transitar sin pudor de la ficción al documental

Hace un par de años el estreno de Navajazo, de Ricardo Silva, tomó por sorpresa al cine mexicano y cautivó a buena parte de la crítica en diferentes certámenes, al grado de conquistar el Leopardo de Oro en el Festival de Cine de Locarno. Esto se explica a través de un filme transgresor y provocador, que rompe las formas convencionales para narrar y transitar sin pudor entre la ficción y el documental.

Poblado de drogadictos, prostitutas y músicos callejeros apocalípticos, Navajazo es un ensayo sobre la descomposición social a través de personajes que habitan un limbo marginal en Tijuana, una ciudad fronteriza de contrastes donde todo puede suceder y en la cual el realizador pasó parte de su infancia. Es por esto que Silva decidió hacer este registro visual como un trabajo de tesis que se transformó en una película irreverente y por momentos incómoda.

Con cámara en mano, el director, sociólogo de carrera, logra sin victimizar a sus personajes crear un puente para mirar la miseria y desolación. Simplemente hace un retrato cercano a la realidad de gente que sobrevive a su propia devastación, con momentos de humor e ironía que nacen del absurdo cotidiano en una ciudad fronteriza.

Navajazo no es una película fácil, pero si un ejercicio interesante para acercarse a un mundo sórdido sin artificios. Es directa e implacable. Invita a la reflexión y a debatir sobre los personajes que habitan el descanto. También es un buen ejemplo de cómo hacer cine al margen de los grandes presupuestos, con espíritu guerrillero y una mirada honesta ante la realidad.

Esta película, considerada por el propio Ricardo Silva como una “etnoficción”, forma parte del catálogo de FilminLatino, plataforma de cine del mundo, y que bien valdría volver a revisitar.

Navajazo, de Ricardo Silva (México, 2014)

El apocalipsis imaginado a través de retratos de personajes tratando de sobrevivir en un ambiente hostil, en donde sólo se tienen el uno al otro y lo único en común que poseen entre sí es la voluntad de seguir viviendo, cueste lo que cueste.
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS