‘7 años’, cuatro socios y un dilema

Paco León y Juana Acosta encabezan el reparto de la primera película española producida por Netflix

Paco León (izquierda), Juan Pablo Raba y Juana Acosta al fondo, en una imagen de '7 años'.

"Estamos pasando a la historia del cine en este momento". Así resume el actor Juan Pablo Raba el hito que ha marcado esta madrugada la película española 7 años. Dirigida por Roger Gual, se ha convertido en la primera producción española de Netflix, lo que significa que desde las doce de la noche, los más de 86 millones de usuarios de la plataforma online en 190 países tendrán la opción de verla en su televisión, ordenador, tableta o smartphone. "Me da vértigo no, lo siguiente. Aún no estoy mentalizado. En mi cabeza, pienso que hoy va a estar en los cines", confiesa el intérprete Manuel Morón.

"A mí más que darme vértigo me parece un lujazo. Netflix y la televisión de pago te libera mucho de las cadenas tan injustas que son la audiencia y la taquilla", dice Paco León. Acostumbrado a moverse en el mundo de la comedia, en 7 años se pasa al thriller para dar vida a uno de los cuatro fundadores de una empresa tecnológica (los otros tres están interpretados por Juan Pablo Raba, Juana Acosta y Alex Brendemühl) que se verán abocados a reunirse para tomar una decisión: quién de ellos está dispuesto a pasar siete años en la cárcel para exculpar al resto del desvío de fondos a un paraíso fiscal. Para ello, contarán con la ayuda de un mediador, interpretado por Morón. Sobre la mesa, los cuatro socios irán mostrando sus cartas, tirando de trapos sucios o de todo lo que tengan a su alcance para intentar librarse del sacrificio.

Manuel Morón, en una imagen de la película.
Manuel Morón, en una imagen de la película.

Con la seguridad de contar con el respaldo de Netflix, Roger Gual, ganador del Goya a la mejor dirección novel en 2003 por Smoking Room, se permitió algunos lujos poco habituales en el cine, como rodar en orden cronológico o que, una vez terminado el rodaje, volver a grabarlo todo del tirón. "Para mí fue como una fiesta. Fue una experiencia intensa, porque eran muchas horas y la concentración se resiente, pero muy interesante", recuerda Morán. "Esta forma de rodar pone mucho peso en nosotros, se ve todo, está todo crudo, no hay truco posible, o estás o no estás", relata León. Para Juana Acosta, el proceso de grabación de la película fue "una experiencia muy especial" que empezó antes del rodaje con la preparación de los personajes. "Son gente que se mueve en unas esferas muy alejadas a la mía, manejan unas cantidades de dinero brutales. En ellos, los valores están desvirtuados. Tuvimos que crear toda la relación de estos socios previa a la película porque todo eso termina saliendo a flote por la situación en que nos vemos", dice la actriz, que se encuentra en pleno rodaje de la nueva película de Alex de la Iglesia, Perfectos desconocidos.

¿No echarán de menos ver su película en la pantalla grande? "Mi lado romántico, sí, pero hoy por hoy, la mayoría de la gente ve las películas en plataformas", responde Acosta. "Muchas películas españolas se estrenan y no duran más de dos o tres semanas en cartelera, con lo que cuesta hacer una película y estrenarla, para que luego vayan cuatro gatos a verla", se lamenta la actriz. Por eso, Manuel Morón se muestra esperanzado ante esta nueva vía para el medio audiovisual. "Todo lo que veo en plataformas tiene bastante calidad. Vamos a salir beneficiados todos", defiende.

Con su primera película como director, Carmina o revienta, Paco León ya probó nuevas vías de distribución cinematográfica al estrenar a la vez en salas de cine, en plataformas de descargas legales por Internet y en DVD. "En ese experimento que hicimos ya se podía vislumbrar que era el futuro, que podía haber películas que se estrenaran directamente en Internet, que había que atender los cambios de hábitos de consumo del público. Netflix ha sido pionero en eso. Ya no es el futuro, es el presente. El futuro ya está aquí", sentencia el cineasta, dispuesto a seguir participando en esta "revolución", como la define, a través de la televisión de pago. "Hay que hacer televisión de pago. Están llegando y quiero seguir haciendo. Y hasta aquí puedo leer, Mayra", termina bromeando y manteniendo el misterio.

De momento, 7 años ya ha dado el pistoletazo de salida a la producción española de Netflix solo un año después de que la plataforma aterrizara en España. Como dice Paco León, "el futuro ya está aquí".

El ejemplo de ‘Narcos’

Uno de los intérpretes de 7 años, el colombiano Juan Pablo Raba, ya sabe lo que es participar en una producción de Netflix. En la serie Narcos, ha interpretado a Gustavo Gaviria. El éxito de la ficción por capítulos se vio acentuado por el "efecto bola de nieve", señala. "La primera temporada se vio en unas partes del mundo más que en otras, pero la segunda se volvió más grande todavía", dice. El boca a boca tuvo mucho que ver en ello. "En los métodos de distribución tradicionales estás pendiente de la taquilla, se vuelve un problema monetario", opina el actor. Paco León incide en ello: "Lo que hay que hacer es poner las cosas fáciles al espectador. Esto es ponérselo fácil. La Fiesta del Cine es ponérselo fácil".

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS