Un millón de personas muestran la pasión de Buenos Aires por la cultura en la Noche de los Museos

Los 240 centros abiertos hasta las 3 de la mañana se llenaron

Sólo el Museo de Bellas Artes convocó a 15.000 personas.
Sólo el Museo de Bellas Artes convocó a 15.000 personas.Télam

Más de 200 museos abiertos hasta las 3 de la mañana, medios de transporte público gratuitos y un millón de personas. Esos son los números finales de la 13ª edición de La Noche de los Museos, un evento organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) que acumula mayor aceptación año tras año. En esta ocasión se destacó un homenaje al escritor Jorge Luis Borges, la puesta del pinto ruso Kazimir Malevich y la incorporación del Distrito de las Artes en la agenda. La inauguración de La Noche estuvo a cargo del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, y el ministro de Cultura, Ángel Mahler, en el Museo de Arte Moderno. También participó el director de Museos, Patrimonio y Casco Histórico de la ciudad, Guillermo Alonso. Los 3 cargos fueron recibidos por la banda sinfónica municipal en la entrada del Museo.

En declaraciones a la prensa, Santilli aseguró que “consumir cultura es abrirnos a un mundo nuevo y es un gran ejercicio para hacer en familia y muy recomendable” y resaltó que “la cultura es una de nuestras atracciones y también queremos que sea un punto de encuentro donde todos tengamos más cosas para compartir”. “La Noche de los Museos es un gran programa para hacer con nuestra gente y descubrir todos los tesoros de la Ciudad. Estamos felices con el arranque de esta edición. El tiempo nos acompaña, es una noche lindísima”, manifestó Mahler. El gobierno porteño sumó en esta oportunidad la facilidad de otorgar un pase libre para desplazarse en la Noche de los museos en las 79 líneas de colectivo y ocho peajes de ingreso a la ciudad; mientras que la Ecobici (el incipiente sistema público de bicicletas), por única noche, se podía retirar durante dos horas.

Si bien no hay un único recorrido establecido, el itinerario sugerido por la comuna para el sur de la ciudad, comenzaba en Puerto Madero y terminaba en La Boca y se completaba en el Museo de Arte Contemporáneo Buenos Aires, el Museo del Humor y el de Bellas Artes de La Boca Benito Quinquela Martín. Sin embargo, La Noche también es para muchos la oportunidad de visitar aquellos lugares que forman parte del cotidiano porteño, pero que por apuro o desdén, nunca se toman en cuenta. Así, las filas para ingresar al Cabildo, la Casa de Gobierno o la Manzana de las Luces superaron durante horas los 200 metros de longitud. Gastón y Florencia completaron los 20 kilómetros que separan la localidad de Haedo con Buenos Aires para acercarse a la historia de la política argentina. “La fila es un poco larga pero es una gran oportunidad para conocer la Casa Rosada, que es bastante complicado conocerla durante la semana. Eso es lo que genera la expectativa de la gente, para poder llegar hasta donde está el presidente. La Noche de los Museos es ya muy conocida porque se viene haciendo desde hace muchos años y a la gente le gusta”, explicaron a EL PAÍS.

“Elegimos el Cabildo porque es historia. Este edificio siempre está y una nunca viene, entonces quiero sacarme la intriga de que hay acá adentro. Uno viene hasta la capital a hacer trámites, pasas por la puerta y nunca ingresas”, contó Eugenia, de Los Polvorines (a 37 km de Buenos Aires). “Las filas son largas pero corren rápido, es una buena opción para combinar arte e historia. Vinimos del Malba y queremos ver si llegamos a la Fragata Libertad, pero vamos a tener que pasar por la pizzería antes”, aclaró Matías.

Otros lugares destacados fueron el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), el Centro Cultural Recoleta, el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, el Museo Evita, el de Artes Plásticas Eduardo Sívori, el Teatro Colón, la Fundación Proa, la Usina del Arte, el Museo del Cine y el Centro Cultural Kirchner. La propuesta hizo gala de la gratuidad, en tiempos difíciles, no solo por la oferta de transporte y el cierre de las boleterías, sino también por la gran cantidad de músicos que participaron en puertas y escalinatas de los edificios.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS