El latido de Puerto Rico en el Bronx

El quinto disco de Hurray for the Riff Raff desprende una verdad corajudamente propia

Lou Reed estaría orgulloso de Alynda Segarra, la joven cantautora portorriqueña que plasma el latido de su pueblo amontonado en el Bronx. Escapó de la casa paterna a los 17 para tocar en las calles mientras aprendía de Bessie Smith y Woody Guthrie, forjando un estilo arisco y personal que reivindica por igual a Rodríguez o Héctor Lavoe y a los Ghetto Brothers, en su día cocineros de funk teñido de orgullo racial.

Tras una estancia en Nueva Orleans, regresa a sus raíces nuyorican en esta quinta grabación, densamente conceptual, sobre las esperanzas rotas de quienes no lo tendrán fácil para escapar del barrio. Patti Smith fue obvia inspiración, pero estas canciones de voz rabiosamente dulce y percusiones latinas desprenden una verdad corajudamente propia.

The Navigator. Hurray for the Riff Raff. ATO-PIAS

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS