La televisión rusa no retransmitirá Eurovisión por el veto de Ucrania a su cantante

Rusia cree que la prohibición es un intento de politizar el concurso, que se celebra en Kiev el 13 de mayo

La cantante Yulia Samoylova en la apertura de los Juegos Paralímpicos de Sochi en 2014.
La cantante Yulia Samoylova en la apertura de los Juegos Paralímpicos de Sochi en 2014. Ekaterina Lyzlova (AP)

La televisión estatal rusa no retransmitirá este año el Festival de Eurovisión que se celebrará en Kiev en mayo debido al veto de las autoridades de Ucrania a la representante elegida por Rusia, la cantante Yulia Samóylova.

Más información
Ucrania acusa a Rusia de financiar el terrorismo y pide amparo al tribunal de la ONU
Los insurgentes del Este de Ucrania someten las fábricas para explotarlas vía Rusia
El corte del ferrocarril amenaza con agravar la crisis económica en Ucrania
Putin quiere restablecer la comunicación entre los servicios secretos de EE UU y Rusia

Así lo anunció este jueves el Canal 1 de la televisión rusa, que informó de que había recibido una carta de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), organizadora del popular certamen, que lamentaba no haber podido solucionar el problema del veto.

"Consideramos el rechazo de la parte ucraniana absolutamente sin fundamento y un intento de Ucrania de politizar el concurso, mientras que el objetivo (de Eurovisión) de sus 62 años de historia ha sido unir a los pueblos", señaló la televisión.

El Canal 1 recordó que la UER hasta el momento había propuesto a Rusia que Samóylova, una joven cantante que se mueve en silla de ruedas, actuara por videoconferencia desde Moscú, o que eligiera a otro representante, pero ambas soluciones son juzgadas inaceptables por la televisión rusa.

Por ello, agregó, "dada la complicada situación, el Canal 1 no considera posible retransmitir el concurso Eurovisión 2017".

La crisis entre Rusia y Ucrania comenzó después de que las autoridades de Kiev vetaran la entrada al país de Samóylova, por haber actuado hace dos años en la península de Crimea, anexionada por Rusia.

Ucrania se ha mantenido inflexible en su veto, apelando al respeto a su legislación, a pesar de que la directora general de la UER, Ingrid Deltenre, envió una carta al primer ministro ucraniano, Volodymyr Groysman, alarmada por la situación.

En ella, Deltenre advirtió a Ucrania de que si se mantenía el veto varios países consideraban retirarse del concurso, que tendrá su gran final en Kiev el 13 de mayo.

"La situación actual está causando malestar entre los miembros de la UER y hemos recibido comunicaciones de varios de ellos criticando la decisión y considerando la posibilidad de no participar", señaló.

También se advertía a Kiev que, de no encontrarse una solución, "esto tendrá un fuerte impacto en la reputación internacional de Ucrania como nación europea y moderna" y pondrá en peligro su futura participación en el concurso televisivo.

Desde que comenzó la disputa, la UER trató sin éxito de encontrar una solución aceptable para todas las partes.

Eurovisión se celebrará en Ucrania después de que el pasado año ganara en Estocolmo la cantante Jamala, con un tema sobre los tártaros de Crimea, una victoria que Rusia, que quedó en segundo lugar, consideró política.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS