Los autores hacen frente común en Bruselas para exigir más dinero a YouTube

Más de 70 creadores de toda Europa reclaman a plataformas como YouTube o Facebook una remuneración justa

Un hombre junto al logo del portal de vídeos YouTube.
Un hombre junto al logo del portal de vídeos YouTube.

Los autores europeos se han reunido este martes en Bruselas para reclamar una remuneración justa por los contenidos culturales que se reproducen en la Red sin el consentimiento de sus creadores. El mensaje tiene un doble destinatario: las instituciones europeas que preparan nuevas normas para regular el Mercado Único Digital y plataformas como YouTube o Google, grandes beneficiadas de un material que rentabilizan publicitariamente sin apenas coste. La iniciativa es el último capítulo de una larga serie de reclamaciones públicas de los artistas. La exigencia es clara: que la Comisión actúe para garantizar un reparto más justo de los ingresos digitales y los proteja frente a YouTube.

Más información
La Cultura declara la guerra a YouTube
‘Copyright’ europeo: todos contra todos

Entre los más de 70 músicos, artistas o escritores que han secundado la petición están los cantantes españoles David de María, David Summers, o Miguel Ríos. En el acto de Bruselas, organizado por la organización europea de sociedades de autores (GSAC), los propios creadores han tomado la palabra. "Es un problema mundial. Muchos europeos tienen acceso a mi música, la suben junto a imágenes o partes de una película, y ninguna de esas visitas me genera ingresos", ha lamentado el compositor ruso Jan A. P. Kaczmarek, ganador de un Óscar por la banda sonora de la película Descubriendo Nunca Jamás. El músico ve fundamental que Europa lidere esta lucha para que el río de creatividad que recorre el continente no se seque.

Está en juego un enorme pastel. La industria cultural supone el 4,2% del PIB europeo —el 3,4% en España—, y un motor de generación de empleo: siete millones de puestos de trabajo dependen del sector cultural en la UE, 480.000 de ellos en España. Gran parte de los fondos que generan sus trabajos tienen como destinatarios plataformas del ecosistema digital como Facebook, Twitter, Google, YouTube, Instagram y SoundCloud.

"Hacen ingentes cantidades de dinero con los contenidos de todos los autores, no sólo de los músicos. Nos parece que es absolutamente injusto. Esto hay que regularlo", ha exigido en un encuentro con los medios el vicepresidente de la SGAE, Javier Losada. Según cifras de su equivalente europea, la GSAC, el 62% de los ingresos de estas plataformas de Internet está relacionado de forma directa e indirecta con los contenidos culturales.

El evento ha empezado con unas palabras del comisario del ramo, Andrus Ansip, que ha respaldado "una mejor remuneración para los artistas", la principal reivindicación de los creadores. El vicepresidente de la Comisión y titular de Mercado Único Digital ha reconocido que la situación actual de los autores no es buena, y ha cifrado en el 20% los contenidos de pago que los usuarios descargan gratuitamente en la Red en la UE. Además, defiende el derecho de los autores a saber la evolución de su trabajo en Internet. "Los creadores de contenido deben conocer cada semana, cada mes e incluso a tiempo real cuántas veces son reproducidas y usadas sus obras".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Ansip dejó un recado dirigido a YouTube sin nombrarla, estableciendo una comparación en la que sale perdiendo respecto a Spotify: "Hay plataformas con 142 millones de suscriptores que pagan 2.000 millones al año a los creadores, y otras con 1.000 millones de suscriptores que solo contribuyen con 600 millones", aseguró. Un estudio de Midia afirma que YouTube repartió 660 millones de euros a la industria musical por derechos de autor en 2015. En la misma línea se pronunció Losada, el vicepresidente de la SGAE: "Es una competencia absolutamente desleal, para la propia industria, que haya en el mismo saco plataformas que sí pagan la remuneración con la que se debe compensar a todos los autores y otras que se eximan", ha denunciado.

Algunos de los artistas presentes en los debates e intervenciones que se han sucedido este martes han hablado abiertamente de "robo" para referirse a la actual política de algunas de las grandes corporaciones de Internet. "Promocionar en una cosa, robar es otra", ha dicho contundente Miguel Ríos en un vídeo emitido durante el acto. Sale al paso así de las voces que destacan la visibilidad que proporcionan los gigantes de Internet a los artistas. "No estoy aquí por mí, sino por los futuros cantautores", ha señalado Wayne Hector, compositor para grupos como One Direction, durante la jornada, bautizadas con el título de Meet the Authors —Conozca a los autores—.

En la misiva que han firmado, los creadores expresan que la propuesta de Bruselas va en la buena dirección para reducir esa enorme transferencia de valor desde la industria cultural a los distribuidores de contenidos en Internet. Los promotores de la carta esperan que el Consejo Europeo y el Parlamento contribuyan a reforzar sus demandas.

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS