Tita según Tita

El museo Thyssen celebra su 25 aniversario con entrada libre, proyecciones y una insólita muestra de fotos de la baronesa comisariada por la baronesa

Carmen Cervera encadenándose a uno de los árboles del Museo Thyssen-Bornemisza en 2007.
Carmen Cervera encadenándose a uno de los árboles del Museo Thyssen-Bornemisza en 2007.Chema Barroso (ABC)

A lo largo de todo este año, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza ha dedicado excelentes exposiciones conmemorativas de su 25 aniversario: Moneo, Sonia Delaunay o Venecia. Queda por inaugurar el 17 de octubre el duelo artístico de dos grandes que no se conocieron: Picasso y Toulouse-Lautrec. Pero en medio de esos grandes nombres, este viernes se abre al público una insólita muestra en la que la propia baronesa Thyssen debuta como comisaría. Se titula #Thyssen25: una crónica fotográfica y, a través de una treintena de imágenes, narra la peculiar versión de la historia del museo según los recuerdos personales de Carmen Cervera.

Más información
Mas Mañanas

A lo largo de todo este tiempo son incontables las personalidades del mundo de la cultura o de la política nacional e internacional que han desfilado por el museo. Sin embargo, la comisaría ha elegido una selección de imágenes en las que ella aparece casi siempre. Ella con Rouco Varela, ella encadenada a los árboles del Paseo del Prado para impedir que los cortaran, ella con los Reyes Juan Carlos y Sofía, ella con Carlota Casiraghi o junto a los cuadros embalados. El primer plano de la vicepresidenta vitalicia del patronato se repite casi hasta el mareo en las cuatro paredes del Balcón de la planta primera que ocupa la exposición.

Laura Andrade, coordinadora de exposiciones, explica que la propia Carmen Cervera ha buscado las fotografías entre sus álbumes personales y los archivos de la agencia Efe y el diario Abc. Dos vídeos producidos por el museo en los que se suceden instantáneas fotográficas similares a las que cuelgan en las paredes completan la exposición, que se podrá ver hasta el 29 de octubre. La muestra se abre este viernes a media mañana sin que esté previsto que nadie del museo, ni siquiera la comisaria, celebren una inauguración formal.

El arzobispo de Madrid Rouco Varela y Carmen Cervera en el Museo Thyssen-Bornemisza.
El arzobispo de Madrid Rouco Varela y Carmen Cervera en el Museo Thyssen-Bornemisza.ABC

Al margen del autohomenaje de la baronesa, los responsables del museo, (Evelio Acevedo, gerente, y Guillermo Solana, director artístico) han anunciado que el fin de semana del sábado 7 y  8 de octubre el museo abrirá sus puertas de manera gratuita para todos los visitantes tanto para la colección permanente como para las muestras temporales.

Con el patrocinio de Endesa, a lo largo del mes de octubre, algunas de las obras maestras de la colección iluminarán Madrid desde pantallas de alta definición instaladas en las fachadas del museo en el Paseo del Prado y Carrera de san Jerónimo. Algunas de estas piezas son la Santa Casilda de Zurbarán, la bailarina de Degas, la botella y el frutero de Juan Gris, el puente de Waterloo de Derais o la Giovanna Tornabuori de Ghirlandaio, entre otras joyas de la colección.

A lo largo del mes de octubre habrá también nuevos recorridos temáticos de la colección, conciertos, danza y noches gastrotemáticas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS