Santiago Segura: “Mi objetivo es hacer cine para que me quieran”

El cineasta, que estrena 'Sin rodeos', apunta: “Los clichés, la miseria y las desgracias son el abono de la comedia"

Maribel Verdú y Santiago Segura, en el rodaje de 'Sin rodeos'.
Maribel Verdú y Santiago Segura, en el rodaje de 'Sin rodeos'.
Más información
Mi carnal Guillermo
Los otros talentos de Torrente. Por CARLOS BOYERO

No ha matado a Torrente, pero lo ha dejado aparcado. Santiago Segura (Madrid, 1965) ha dirigido por primera vez una película que no pertenece a la saga de su detective costroso. Y en ese salto no cambia de género —sigue en la comedia— pero sí de códigos. ¿Qué fue antes, el deseo de cambio o la revolución de sus códigos? “No soy tan estratega. Sentí en Torrente 5 cierto cansancio. Me gustaba que contuviera una crítica de la sociedad actual desde un futuro distópico, pero fue menos gente que con las anteriores entregas y ahí reflexioné. Mi objetivo es hacer cine para que me quieran, para que la gente se ría y se entretenga”. Y eso le llegó a través de un amigo, el chileno Nicolás López. “Me suele enviar sus películas, y cuando vi su Sin filtro le pedí que me dejara adaptarla a la sociedad española”. No fue el único: la película cuenta con versiones mexicana, argentina y Eva Longoria podría protagonizar la estadounidense. “En fin, que no reflexioné sobre cambios de códigos ni cosas parecidas. Pero sí pensé en las chicas que han visto Torrente obligadas por sus novios: les ha llegado su venganza [carcajada]. Va, yo creo que también les gustará a los chicos porque el humor no suele entender de sexos”, remata.

Siempre estará Torrente. “Yo creo que en 10 o 15 años volveré al personaje. Describe una sociedad horrible... Me acuerdo que un periodista argentino, con el estreno de la primera, me dijo que yo era misógino por los roles que allí se reflejaban de la mujer. Y le respondí que qué le parecían los hombres de la película: borrachos, drogadictos, atontados... ‘Llámeme, si quiere, misántropo’, le solté. Efectivamente, Torrente es un desastre, y quien se identifique con él es un retrasado”. Y espera que el público sepa diferenciar entre creador y creación. “Soy un tipo tímido, y nadie se cree cuando digo que jamás he ido a ver un partido de fútbol”.

Segura ha encontrado en Sin filtros la posibilidad de hablar de temas que le llevaban años rodando por su cabeza. “Pensé en titular la película Mujer tenías que ser, porque me parece una expresión terrible, que resume muchas cosas. Se lo decían a mi madre cuando yo era pequeño y me llevaba en coche. Tendemos a generalizar, a marcar con estereotipos a los otros...”. Aquí el cineasta se permite un pequeño requiebro. “Es como eso de que los calvos follan mejor. Bueno, nunca lo he oído pero si construyo una leyenda...”.

Dicho todo lo anterior, ¿no son los estereotipos un buen lugar de arranque para la comedia? “Los clichés, la miseria y las desgracias son el abono de la comedia. Y lo bueno es poderte reír de eso, porque entonces quiere decir que puedes superarlo. Uno de mis miedos surgía cuando las chicas me decían que no les hacía gracia Torrente, porque eso a lo mejor significaba que como sociedad no podemos superarlo. Eso a mí me duele, porque yo no quiero deprimir a nadie con una comedia”.

En Sin rodeos, como cineasta el madrileño ha investigado en un campo que le interesa como espectador: la empatía. “Me gusta que aquí empatices con la protagonista, canalices a través de ella tus frustraciones y te acabes liberando”, apunta. Y por eso buscó a Maribel Verdú: “Me parece que es única para dar vida a esta mujer en una comedia empoderada, para que creamos a una chica que poco a poco dice cosas terribles sin levantar la voz. Y que sus emociones sean las tuyas”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS