Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Misión cumplida

La televisión pública puede ser utilizada para manipular al servicio del gobierno de turno, también para ofrecer material de calidad e interés general, como el reportaje 'Camino a Huntsville' de 'En portada'

La televisión pública puede ser utilizada para manipular al servicio del gobierno de turno, también para cumplir su misión y ofrecer material de calidad e interés general. En portada estrenó Camino a Huntsville, un reportaje dirigido por José Antonio Guardiola que se adentra en las cárceles de Texas, recorre su capital presidiaria, Huntsville, y aborda el drama de la privación de libertad.

Un equipo de TVE viajó a un estado con 140.000 reclusos, distribuidos en más de 250 prisiones que registran un intenso trafico de traslados con destino final en Huntsville, conocida por los latinos como La Pared. En ella funciona la sala de ejecuciones. El equipo de TVE entrevista a un alcaide que ha dirigido la ejecución de 89 presos, y que considera que la pena de muerte un mandato de Dios. Un total de 551 personas han sido ejecutados en Texas desde que el Tribunal Supremo de EE UU restableciera la pena de muerte en 1976.

Consumimos a diario numerosos reportajes de actualidad nacional y fácil ejecución, pero sortear la burocracia y concertar las entrevistas del producido en Estados Unidos por Ana Pastor y Lourdes Calvo no debió ser sencillo. El hilo conductor del programa es un exconvicto que debe presentarse a las autoridades cada 15 días, durante los próximos 34 años, y que empezó a delinquir porque tenía odio “hasta en los huesos”.

Los programas sobre prisiones son un clásico en la programación de los canales internacionales, pero su enfoque suele ser más espectacular y efectista, adaptado al gusto de la audiencia norteamericana, sin la visión de conjunto del problema carcelario que recoge el guion de Guardiola.

No parece lógico que un programa con esas virtudes se emita solo en La 2 al filo de la medianoche. Si queremos una televisión pública potente tendrá que serlo con todo el peso específico que es capaz de generar. ¿Por qué no aprovechar Camino de Huntsville en La 1?

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción