Eva Marie Saint: “El secreto era mirar siempre fijamente a los ojos de Cary Grant”

Canal TCM rescata en 'Con mi propia voz' la figura de la actriz protagonista de 'La ley del silencio'

Su presencia fue una de las más comentadas en la pasada edición de los Oscar. Allí estaba, a sus 93 años, posando sobre la alfombra roja y luego entregando uno de los premios sobre el escenario del Dolby Theatre. “Soy más vieja que la Academia de Hollywood”, dijo sonriendo. Fue la inolvidable protagonista de La ley del silencio, la película de Elia Kazan en la que actuó junto a Marlon Brando y por la que ganó en 1955 la estatuilla como mejor actriz de reparto. Es Eva Marie Saint, la inquietante Eve Kendall de Con la muerte en los talones de Alfred Hitchcock.

Más información
Las rubias de Hitchcock
La alargada sombra de Alfred Hitchcock

Eva Marie Saint es la protagonista de Con mi propia voz, la sección de TCM que rescata a las grandes estrellas internacionales a su paso por festivales de cine. En septiembre del año 2000, Eva Marie Saint visitó el Festival de cine de San Sebastián y allí recordó su trabajo a las órdenes del “mago del suspense”. “Hitchcock me dijo tres cosas - recordaba la actriz-. Primero que bajara la voz, segundo, que no usara mis manos y tercero, y más importante, que siempre mirara fijamente a Cary Grant a los ojos. Lo último era fácil”.

“Trabajar con Hitchcock fue muy diferente, pero muy interesante porque, aunque me dio esas tres directrices, logré dar vida a esa espía seductora que él tenía en mente. Yo nunca había interpretado a una espía seductora, ni he vuelto a interpretar a una”, dijo entonces a los periodistas. Y se preguntaba: “¿Qué veía Hitchcock en sus actrices? Para empezar, eran siempre rubias”, se contestaba ella misma.

Tuvo también unas emocionadas palabras de cariño para Cary Grant, su compañero de reparto: “Él era tal cual lo imagináis y mucho más. Había algo en él casi inaccesible, inalcanzable”. De él resaltó la caballerosidad y galantería que mantuvo en todo momento. “Cuando había una foto, de Cary Grant y mía, en la que él salía estupendo pero yo salía haciendo el tonto, él la marcaba para tirarla. Es decir, no pensaba solo en él mismo, también en mí”.

Eva Marie Saint nació en Nueva Jersey el 4 de julio de 1924. Estudió en el famoso Actor’s Studio de Nueva York y, después de aparecer en varias series de televisión, debutó en el cine con La ley del silencio. Luego trabajó al lado de Elizabeth Taylor y Montgomery Clift en El árbol de la vida y con Paul Newman en Éxodo. James Garner y Rod Taylor fueron sus compañeros de reparto en 36 horas y volvió a encontrarse con Elizabeth Taylor, además de con Tim Burton, en Castillos en la arena. Junto a Gregory Peck rodó La noche de los gigantes. En 1990 ganó un premio Emmy por su trabajo en la serie de televisión People like us.

Hasta 2014 siguió apareciendo con regularidad en el cine y en la televisión. Fue, por ejemplo, la madre de Cybill Shepherd en la serie Luz de luna y la del hombre de acero en Superman Returns. Tras la muerte de su marido, el productor, guionista y director Jeffrey Hayden, con el que estuvo casada 65 años, se retiró definitivamente de la actuación y se mantuvo en un discreto segundo plano. Cuando el pasado domingo 4 marzo volvimos a verla en la ceremonia de los Oscar, muchos recordaron no solamente a una excelente actriz sino a toda una época en la que el cine era el mejor alimento para los sueños.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS