La juez del IVAM avala las compras del ministro de Cultura de obras de Gerardo Rueda

La policía descubre otro pago supuestamente irregular de Consuelo Ciscar a la Fundición Capa

Escultura de Gerardo Rueda en una exposición del IVAM en 2006.
Escultura de Gerardo Rueda en una exposición del IVAM en 2006.JESÚS CISCAR

La juez de Valencia Nuria Soler, que instruye el caso IVAM, ha avalado las adquisiciones de obras de Gerardo Rueda por parte del Reina Sofía en la etapa en la que el ministro de Cultura, José Guirao, dirigía el museo. Las "exigencias impuestas" por el Reina Sofía en las compras, señala la magistrada en un auto fechado este lunes, "deberían presidir las adquisiciones de obras de arte por cualquier institución". La juez acusa a José Luis Rueda, herededero del escultor, de haber vendido al Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) obras falsas atribuidas a su padre por importe de tres millones de euros con la connivencia de su directora, Consuelo Ciscar.

Más información
El hijo de Gerardo Rueda intenta implicar en el ‘caso IVAM’ al ministro de Cultura
Fianza de 4,1 millones a la exdirectora del IVAM y al hijo de Gerardo Rueda
José Guirao: “El IVA cultural fue terrible para el sector. Voy a intentar bajarlo”

José Luis Rueda trató de hacer equivalentes las ventas de obras de su padre que realizó al Reina Sofía y al IVAM durante su reciente declaración en el Juzgado de Instrucción número 21 de Valencia, donde está imputado por malversación de caudales públicos y falsedad documental. Pero la juez considera que las diferencias entre ambas operaciones fueron "escandalosas".

El convenio con el Reina Sofía reflejó "de manera nítida" que las obras adquiridas eran originales y provenían "de las manos y mente" del escultor madrileño, fallecido en 1996. El heredero aportó fotografías de las esculturas y un título de propiedad para demostrar que las tenía y era su dueño.

En el acuerdo con el IVAM, el hijo adoptivo del artista ocultó "deliberadamente", en cambio, que las obras vendidas eran póstumas. José Luis Rueda tampoco aportó título de propiedad ni fotografías de las 98 piezas que transmitía al museo valenciano, a pesar de que un miembro del Consejo Rector del IVAM, Felipe Garín, lo solicitó.

Ello hubiera sido deseable, señala la magistrada, pero también imposible. En 2004 y 2006, cuando se cerraron los dos contratos por los que José Luis Rueda transmitió 98 obras al IVAM, la mayor parte de las piezas no existían, ya que fueron creadas posteriormente en la Fundición Capa. El hijo del escultor tampoco tenía título de propiedad, que no obtuvo hasta 2007, cuando acudió al notario y manifestó que al aprobar el inventario de la herencia, una década antes, había "omitido involuntariamente" que su padre le había dejado 600 obras valoradas en 21,2 millones de euros. Unas esculturas cuya autoría pone ahora en duda la juez.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Servicios remunerados

La magistrada cuestiona también que dos testigos llamados a declarar por la defensa de Ciscar, Tomás Llorens y Francisco Calvo Serraller, fueran miembros del Consejo Rector del IVAM, con la función de fiscalizar la gestión de la directora, y prestaran al mismo tiempo "servicios remunerados" al museo.

"Tomás Llorens junto a su hijo percibieron por tales servicios de comisariado la cantidad de 138.000 euros entre los años 2005 a 2012. Y, por su parte, Francisco Calvo Serraller, la cantidad de 66.000 euros entre los años 2006 a 2011, habiendo el mismo reconocido en su declaración testifical que su hijo trabajó durante varios años en el IVAM siendo contratado por Ciscar", destaca la instructora.

La juez Soler pide a varios peritos una nueva tasación de las obras presuntamente falsas de Gerardo Rueda adquiridas por el IVAM. Y llama a declarar al representante de la Fundición Capa, Fernando Capa, después de que la policía haya descubierto que Ciscar dio a la empresa 150.000 euros entre 2001 y 2004 en concepto de "subvención nominativa no condicionada para gastos corrientes" cuando era subsecretaria de Promoción Cultural de la Generalitat. Una modalidad de ayuda que los investigadores ven irregular.

Ciscar: "Estamos aquí para trabajar por el pueblo valenciano"

Consuelo Ciscar se ha despedido este lunes del Consell Valencià de Cultura, en el que ingresó en el año 2012. Ciscar ha dicho sentirse "agradecida y satisfecha" de su paso por el organismo asesor de la Generalitat, al que accedió a propuesta del Partido Popular y del que se quedará fuera en la renovación parcial prevista para julio. "Estamos aquí para trabajar por el pueblo valenciano", ha añadido la exdirectora del IVAM.

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS