Guirao presenta en Rabat un programa cultural para 12 ciudades de Marruecos

La segunda edición de ‘Visages’ pretende estrechar lazos entre los dos países con una centena de eventos hasta diciembre

GRAF2322. RABAT, 25/09/2018.- El ministro de Cultura José Guirao (d) durante su reunión con su homólogo marroquí, Mohamed Laaraj, en la sede del ministerio de Cultura de Rabat. EFE/Javier Otazu
GRAF2322. RABAT, 25/09/2018.- El ministro de Cultura José Guirao (d) durante su reunión con su homólogo marroquí, Mohamed Laaraj, en la sede del ministerio de Cultura de Rabat. EFE/Javier OtazuJavier Otazu / EFE

El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, presentó este martes en Rabat la segunda edición del programa “Visages. Cultura española hoy” que abarca un centenar de actividades hasta diciembre en 12 ciudades marroquíes. El objeto de este programa, donde abundan los conciertos, exposiciones y conferencias, es estrechar la tan mencionada “buena vecindad” que las autoridades de los dos países aseguran mantener. Guirao visitó junto a su homónimo marroquí, Mohamed Laaraj, la exposición “Intermitencias” de la pintora María Jesús Garcés en la galería Bab Rouah.

“Es la quinta vez que se ven los dos ministros en apenas tres meses”, señaló un colaborador de Guirao, quien añadió: “Eso dice mucho de la buena sintonía que hay entre ellos dos”.

El programa Visages (rostros) tuvo su primera edición en 2016. En esta ocasión cuenta con un presupuesto de 135.000 euros y su influencia se extenderá durante tres meses a Rabat, Salé, Tánger, Tetuán, Larache, Casablanca, Fez, Marrakech, Nador, Kenitra y Uchda. En la mayoría de esas ciudades habrá conciertos, ciclos de cine, talleres y exposiciones.

“Los jóvenes creadores marroquíes”, indicó Guirao, “tienen cada vez más presente a España. Ya no solo miran hacia Francia”. Se trata del mayor despliegue del Ministerio de Cultura en el extranjero, ya que a menudo los actos culturales corren a cargo de Exteriores y del Instituto Cervantes.

La visita del ministro de Cultura se produce en un momento donde ha habido ciertas tiranteces en las relaciones de “buena vecindad”. Por un lado, la agenda del rey Mohamed VI no termina de cuadrar con las de los Reyes de España, que tenían previsto efectuar una visita de Estado en enero y fue postergada sin que el Palacio Real marroquí explicara nunca el motivo. Tampoco se ha encontrado el momento para cuadrar la visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Y además, desde el pasado agosto, Marruecos decidió cerrar de forma unilateral la aduana con Melilla. Aunque el coste económico de la medida no repercute en la ciudad autónoma -a la que los medios marroquíes suelen denominar “ciudad ocupada de Melilla”- la manera en que Marruecos tomó la decisión sorprendió a las autoridades españolas.

En ese contexto, la visita de Guirao supone un elemento de distensión entre los países vecinos. “Hoy comprendemos”, dijo Guirao, “en el mundo globalizado en el que vivimos, que construir puente de acercamiento y entendimiento entre los pueblos es una necesidad básica para forjar bases de cooperación. Y entre estos nexos, la cultura desempeña un papel de primer orden para acercarnos a la compresión objetiva de una realidad común que marroquíes y españoles compartimos”.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50