El Prado prevé dos millones menos en patrocinadores en su bicentenario

El museo estima que crecerá un 2% en sus visitas y llegará a 2,9 millones de personas. Al no prestar obras por su 200 aniversario, dejará de ingresar por este capítulo

Fachada lateral del Museo del Prado.
Fachada lateral del Museo del Prado.IMMA FLORES

El año 2019 es decisivo en la historia del Museo del Prado porque, tras ser alumbrado por Isabel de Braganza, celebra su 200 cumpleaños y la programación de actividades y exposiciones girarán en torno a este hecho. Entre ellas es muy esperada la celebración de la muestra que comparará obras de Rembrandt, Vermeer y Velázquez y la exhibición que reunirá 60 piezas de las pintoras del siglo XVI Sofonisba Anguissola y Lavinia Fontana. También revisarán el paso del escultor Alberto Giacometti por el museo y cerrarán el año con una exhibición de dibujos de Goya. Sin embargo, el Prado no parece estar convencido del triunfo de sus fastos: en los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno -pendientes de aprobación en la Cámara baja- se indica una pérdida de casi dos millones de euros en la aportación de patrocinadores y unas visitas contenidas.

Más información
14.000 camisetas y 38.500 ‘playmobil’ de Durero: así factura la tienda del Museo del Prado
El Prado se da un homenaje histórico

En sus previsiones, el museo cree que recaudará 5,5 millones de euros en aportaciones de las empresas implicadas en la celebración de su Bicentenario. Será protagonista absoluto de la agenda cultural y, a pesar de ello, el cálculo no es al alza, sino a la baja al compararlo con 2018, cuando recaudaron 7,2 millones de euros en ingresos de patrocinadores. La mejor cosecha de todas fue la de 2016 -gracias a El Bosco- con una captación de 8,1 millones de euros. Y en 2017, 6,2 millones de euros. Desde el museo indican que hay una empresa japonesa que ha retirado su apoyo de algo más de 1,5 millones de euros. El medio millón restante se debe a la finalización del pago de la compra de La virgen de la granada, obra de Fran Angelico, realizada por la Fundación Amigos del Prado.

El director Miguel Falomir reconoce a este periódico que prefiere ser conservador en las previsiones. Aunque no tiene cerrado ningún patrocinador nuevo para conmemorar el Bicentenario espera que a lo largo del año se vayan sumando empresas que se sientan comprometidas en la ayuda del homenaje. De momento, no. El acuerdo al que llegó la dirección con el Gobierno es que la ampliación y rehabilitación del Salón de Reinos entraría en los gastos del Estado (para este año, 5 millones de euros) y la celebración de los 200 años correría por cuenta del Prado (12 millones de euros).

Un año sin préstamos

Hay que añadir una pérdida mayor a las cuentas, porque en 2017 la institución ingresó 4,4 millones de euros alquilando el fondo para exposiciones en museos del extranjero. Las más suculentas (2,3 millones de euros) fueron las celebradas en dos sedes de Japón (Tokio y Kobe), donde encontraron, además, al patrocinador japonés que desaparecerá. “No hemos querido desprendernos de ninguna pintura en el año del Bicentenario. No haremos préstamos”, asegura por teléfono Miguel Falomir, que confirma una fuente de ingresos muy incentivada en los últimos años, tras los recortes de subvenciones públicas. A pesar de ello, en la National Gallery sí cuelga El tránsito de la virgen (1462), la única obra de Andrea Mantegna en el museo, y no se volverá a ver hasta mediados de febrero por participar en la exposición temporal de Mantegna y Bellini.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

En la presentación del programa del bicentenario del pasado septiembre, el director aclaró que la aportación de los patrocinadores supondría un 20 % de esa cantidad (4,5 millones de euros), pero confiaba en que ascendiera a un 40 % a lo largo del año. Aquel día la dirección también apuntó que el museo tenía previsto un incremento del 15 % de las visitas, un cálculo que ha sido pasado por la batidora de la prudencia en los Presupuestos Generales del Estado, donde se refleja una previsión de incremento del 2 %: de 2.850.000 a 2.910.000 visitas. Muy lejos del año El Bosco, donde batieron el récord, con tres millones de entradas. También aquel año recaudaron en taquilla 20,5 millones de euros y para el Bicentenario esperan 19 millones de euros.

“No es un fracaso para la celebración del Bicentenario, son unos presupuestos conservadores que esperemos mejorar. Además, con la celebración tendremos mucha relevancia y protagonismo”, explica Carlos Chaguaceda, jefe de Comunicación del museo, que indica que el crecimiento orgánico del museo es un 3 % y a esa base ordinaria se han acogido para mirar al futuro, a pesar de lo extraordinario del año.

Euforia en el Reina Sofía

En una línea opuesta, el Museo Reina Sofía ha presupuestado con sobresalientes esperanzas un incremento de sus ingresos por venta de entradas de un 19,15 %. Según los planes de la dirección -recogidos en los Presupuestos Generales del Estado- pasarán de ingresar en taquilla 4,7 millones de euros a 5,6 millones de euros. Hay que tener en cuenta que el 70 % de las visitas a este museo son gratuitas. ¿Cómo tienen previsto aumentar en recaudación? “No está previsto subir el precio de la entrada”, aseguran desde el gabinete de comunicación del Reina Sofía.

El Museo Reina Sofía apostará fuerte por el modelo de captación turística: “Se ha preparado un plan para optimizar y mejorar las políticas de captación de nuevos públicos, grupos turísticos y turoperadores. Al mismo tiempo, se va a poner énfasis en el incremento de visitantes nacionales procedentes de diferentes zonas de España. También se intentará aprovechar el repunte turístico de extranjeros que acuden a la ciudad de Madrid”, cuentan. La manera de hacerlo, señalan, será con una mayor difusión de sus actividades y “una campaña publicitaria con una estrategia dirigida a aumentar el número de visitantes”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS