Crítica | Curiosa
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Osadía de mujer

La directora filma la sensualidad y el deseo, la ruptura de códigos, la pasión destructora y el descubrimiento de la sexualidad y del propio cuerpo con inspiración casi pictórica

Noémie Merlant y Amira Casar, en 'Curiosa'. En vídeo, un avance de la película.

“Somos casas en venta sin posibilidad de alquiler a la espera de un comprador”. La frase, directa, inteligente y lúgubre, la pronuncia una de las jóvenes hijas de una familia de artistas en proceso de decadencia económica, respecto del futuro e inevitable matrimonio en el París de finales del siglo XIX. Y articula el espíritu libertario y reivindicativo de la película francesa Curiosa, debut en el cine de la hasta ahora realizadora y guionista televisiva Lou Jeunet, alrededor de una de esas figuras esquinadas por la historia y la cultura, que en estos años de necesario feminismo están encontrando acomodo, en un tipo de producción muy consciente del interés de un reconocible arco de público.

Marie de Régnier, la autora de la sentencia inicial y protagonista de la película, vivió en tiempos donde por su continua búsqueda, su necesaria rebelión contra los cánones de la sociedad y del comportamiento parecía vedada o condenada al estereotipo de la mala mujer o al mito de la mujer fatal. En el París de Verlaine, Debussy, Musidora, Proust y Valéry, entre otros, la vibrante De Régnier, mujer casada, fue amante del poeta y novelista Pierre Louÿs y de la también escritora Colette, pero es a su relación con Louÿs, autor de la mítica La mujer y el pelele, inspiradora para el Luis Buñuel de Ese oscuro objeto del deseo, a la que se dedica el relato de Curiosa.

Jeunet, la directora, filma la sensualidad y el deseo, la ruptura de códigos, la pasión destructora y el descubrimiento de la sexualidad y del propio cuerpo con inspiración casi pictórica. O mejor, fotográfica, porque en realidad la película está iluminada por las eróticas imágenes que se conservan de una relación que va más allá de la condición adúltera, realizadas por Louÿs a la futura escritora De Régnier.

Curiosa no es solo la semblanza de una mujer insólita, sino también la de una época y un lugar fascinantes, emancipadores para las que tuvieron el coraje y la inteligencia de no dejarse arrastrar. Y de esa valentía se ha llenado también Jeunet con la decisión en principio más osada de su primera obra: la de acompañar sus imágenes con una banda sonora de corte electrónico y de pop experimental, creada por Arnaud Rebotini. ¿Osada, discutible? No, de gran audacia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción