La gira de Madonna y otros eventos de la cultura afectados por la enfermedad

Los visitantes del Reina Sofía descienden un 50% en marzo. El museo reducirá el aforo en “puntos calientes”, como la sala del Guernica

Un cartel anuncia el cierre de las Escuderias del Quirinal, que acogen la exposición sobre Raffaello.
Un cartel anuncia el cierre de las Escuderias del Quirinal, que acogen la exposición sobre Raffaello.TIZIANA FABI (AFP)

El goteo de nuevos casos de COVID-19 obliga a los gobiernos de todo el mundo a tomar medidas más o menos extremas para afrontar el problema que incluyen al sector cultural, que se ha visto fuertemente golpeado. Muchos eventos han sido anulados o aplazados y otros están a la espera de una decisión. Uno de ellos ha sido el de Madonna, que pretendía acabar su gira Madame X Tour en París, pero que se ha visto obligada a anular sus actuaciones el martes 10 y el miércoles 11 por el coronavirus.

En España, el Gobierno ordenó este martes la suspención de los eventos con más de 1.000 personas en Madrid, Vitoria y La Rioja y la reducción del aforo a un tercio en el resto. La medida provocó desconcierto en sectores como el teatro porque su aplicación no está clara. Grandes coliseos como los que albergan los musicales de la Gran Vía madrileña o el Teatro Real se verían directamente afectados, pero los más pequeños dudan de cómo implementar la reducción del aforo. Los últimos espectáculos anulados han sido: The revenger’s tragedy, una obra del Piccolo Teatro de Milán programada del 11 al 14 de marzo en el Centro Dramático Nacional de Madrid; La gioia (La dicha) de Pippo Delbono, en el Teatro Canal el 2 y 3 de abril; y el concierto de Montserrat Martí Caballé y Los Chicos del Coro de Saint Marc del 13 de este mes en Toledo, por las restricciones impuestas por el Gobierno francés. El concierto de Amaral en el Wizink Center de Madrid del día 21 queda aplazado al 19 de septiembre.

El miedo al coronavirus hizo descender un 7% la asistencia a la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCO, desarrollada entre el 26 de febrero y el 1 de marzo. Durante los nueve primeros días de marzo, el Reina Sofía ha recibido un 50% menos de visitantes. El museo ha decidido reducir el aforo en “puntos calientes” y salas pequeñas, como en el caso de la zona del Guernica de Picasso.

Sony ha retrasado la fecha de estreno de Un amigo extraordinario, la película sobre el presentador Fred Rogers interpretada por Tom Hanks, y Peter Rabbit 2 al próximo verano. Operación Camarón, de Telecinco, también ha sido aplazado del viernes 13 de marzo al 11 de septiembre. La gira de la Orquesta Sinfónica de la RAI, con sus conciertos en Madrid, Alicante, Murcia, Oviedo y San Sebastián, y los Fotogramas de Plata quedan pospuestos sin fecha. En Fuenlabrada, el Consistorio ha suspendido durante las próximas dos semanas la actividad del Espacio Joven, las bibliotecas, los teatros y toda la agenda de actos municipales. El Festival del Cine de Málaga, programado del 13 al 22 de marzo, ha sido la última grande víctima. La Academia de Cine y la Casa de América también han suspendido sus actividades hasta el 26 de este mes y el Instituto Cervantes hasta el día 25.

Italia es el país que vive la situación más extrema, con más de 9.000 positivos. El Gobierno ha implantado una serie de medidas, anunciadas por el primer ministro, Giuseppe Conte, en la madrugada del domingo, que obligan a cerrar museos y centros culturales, y a suspender las manifestaciones que conlleven aglomeraciones de personas hasta el 4 de abril. Este decreto afecta a la exposición Raffaello 1520-1483, la más completa nunca hecha sobre el pintor, además de conciertos multitudinarios, como el de Maluma del 7 de marzo en Milán. Algunos cines han permanecido abiertos respetando la decisión que impone una distancia de un metro entre las personas (se ocupa un asiento y se dejan dos vacíos). En los días anteriores al caos desatado por el decreto, se aplazó la Feria del Libro Infantil de Bolonia y se anularon eventos culturales como el carnaval de Venecia y las actuaciones en la Scala de Milán. Además, se ha anulado el rodaje de Misión Imposible 7 y la Bienal de Venecia ha sido aplazada del 28 de agosto al 28 de noviembre, coincidiendo con el Festival de Cine.

Francia, que acaba de superar los 1.000 positivos, ha decidido prohibir las reuniones de más de mil personas (hasta este domingo, el límite estaba fijado en 5.000), con algunas excepciones que estudiarán los prefectos, anunció el ministro de Sanidad, Olivier Verán. El Louvre cerró sus puertas el 1 de marzo y las reabrió el miércoles 4, tras el día de descanso del martes y el Salón del Libro de París desconvocó sus encuentros, previstos desde el 20 hasta el 23 de marzo, con 200 editores y 4.500 autores. La edición invernal del festival Tomorrowland, que iba a celebrarse entre el 14 y el 21 de marzo en los Alpes franceses, es uno de los últimos eventos anulados.

En Alemania, otro país que alcanzó 1.000 casos, la Feria del Libro de Leipzig (del 12 al 15 de marzo) fue anulada. El ministro de Salud, Jens Spahn, señaló en Twitter “la cancelación de eventos con más de 1.000 participantes hasta nuevo aviso”.

En el Reino Unido se suspendió la Feria del Libro de Londres, donde estaba previsto que 25.000 profesionales del sector se dieran cita del 10 al 12 de abril. Los organizadores habían tomado la decisión de mantener la convocatoria, pero la retirada de grupos editoriales como Simon & Schuster, Penguin Random House o Amazon les empujó a renunciar. Cada día hay más dudas sobre la seguridad pública en grandes festivales, como el Glastonbury, que se celebraría entre el 24 y el 28 de junio. El año pasado acudieron al evento alrededor de 175.000 personas y se han vendido ya 135.000 entradas.

En EE UU, Pearl Jam ha pospuesto su gira norteamericana de presentación de su nuevo álbum, Gitaton, a la venta desde el 27 de marzo, que iba a empezar en Toronto el próximo día 18. La anulación del South by Southwest de Texas, uno de los festivales de música, cine y tecnología más esperados, se suma a la del Ultra Music de Miami.

En el resto del mundo, el COVID-19 ha obligado a grupos y artistas como Green Day, Avril Lavigne, Pixies, The National, la Orquesta Sinfónica Nacional de EE UU, BTS, Foals a anular su gira en Asia. Kiss han anunciado que mantienen su tour mundial, pero suspenden los meet & greet con los aficionados, un negocio de entre 3.500 y 4.500 euros cobrados a cada persona que los quiera encontrar. Hasta nuevo orden quedan suspendidos estrenos de películas como 1917, Jojo Rabbit, Fast and Furious 9, Sin tiempo para morir o Mulán en China. El Gobierno de Buenos Aires ha aplicado la medida más drástica: la suspensión de los espectáculos internacionales que se organicen con “gente del extranjero”, afirmó el ministro de Salud de la ciudad porteña, Fernán Quirós. Otros importantes festivales como el Coachella (del 10 al 12 de abril) en California o el de Cannes (del 12 al 23 de mayo) siguen monitoreando la situación.

LOS QUE SE RESISTEN A ANULAR

El 'Never Ending Tour' de Bob Dylan no parace preocuparse por el COVID-19. En la gira de la leyenda estadounidense aparecen 14 fechas en la misma ciudad, Tokio.

En Madrid, la exposición 'Tutanakhamón: la tumba y sus tesoros' ha ampliado sus fechas hasta el 14 de junio.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción