El recuerdo de Juan Marsé a través de cinco entrevistas

El escritor catalán desveló algunas de las claves de su literatura en encuentros con medios de comunicación

El escritor catalán Juan Marsé en su casa en Barcelona.
El escritor catalán Juan Marsé en su casa en Barcelona.Consuelo Bautista

“Me hice escritor porque tengo un desajuste con la realidad que me rodea, mi país, mi ciudad, mi época… Eso me lleva a encontrar en la literatura un mundo de experiencias que no he tenido, pero que he soñado”, explicaba Juan Marsé en 2008 al recoger el Premio Cervantes. El novelista ha fallecido este domingo en Barcelona a los 87 años, pero su legado literario es uno de los más destacados de la España del siglo XX con sus historias sobre una sociedad en evolución desde el tardofranquismo a la democracia. Estos son algunos de los fragmentos de las entrevistas que el autor catalán concedió a lo largo de su carrera.

Las cartas de las que nació su primera novela

Fragmento del programa 'Imprescindibles' de RTVE dedicado al escritor Juan Marsé.RTVE

“Como me aburría mucho en la mili, escribía un montón de cartas”, explica Marsé en el programa `Imprescindibles’ de TVE que dedicaron a su carrera, que se emitió el 6 de marzo de 2015. Precisamente, de unas cartas que se escribió con una chica con la que mantuvo una relación (en las que recuerda momentos vividos con ella en su casa y en el barrio) nació su primera novela Encerrados con un solo juguete (1960).

La vida del escritor obrero en París

Fragmento de la entrevista a Juan Marsé en 'Encuentros con las letras' en 1979.RTVE

En 1959, Marsé se mudó a París. Allí estuvo viviendo hasta 1962 y trabajó de traductor y profesor de español. “Hice una vida en París que muy poco tiene que ver con esa idea que tiene la gente del escritor en París o del intelectual en París”, confesó Marsé en una entrevista emitida en 1979 en el programa ‘Encuentros con las letras’ en TVE. Una época en la que el novelista catalán confiesa que fue incapaz de escribir nada, aunque allí se le ocurrió el título de Últimas tardes con Teresa, una de sus novelas más populares que se publicaría un par de años después de su regreso a Barcelona.

Pijoaparte, uno de tantos extranjeros en Barcelona

Fragmento de una entrevista a Juan Marsé en Informe Semanal en 1984.RTVE

Últimas tardes con Teresa se publicó en 1966 y se ha convertido en una de las obras más conocidas de Marsé. En 1984, Gonzalo Herralde llevó al cine la novela con la ayuda del escritor catalán. Ese mismo año, con motivo del estreno de la película, Marsé explicó la historia de Pijoaparte, el protagonista de la novela, en una entrevista al programa Informe Semanal en TVE: “Es una persona que intenta abrirse camino en una sociedad, en un medio cultural que le es completamente ajeno por la lengua, por las costumbres sencillamente”.

En la novela cabe todo, siempre que el lector se lo crea

Fragmento de una entrevista a Juan Marsé en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona en 2012.CCCB

“La única verdad o autenticidad de una obra literaria está en la obra, es decir, en la capacidad de ser convincente en el sentido de creíble”, explicaba Marsé en una entrevista en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona en febrero de 2012. Para el autor catalán la novela era “el arte más libre que existe probablemente”, y la única norma para él era que el relato fuera verosímil para el lector.

La biblioteca de Juan Marsé

Fragmento de la entrevista en el programa 'Estravagario' en 2005.RTVE

En 2005, el escritor abrió las puertas de la biblioteca de su casa al programa ‘Estravagario’: “Tengo la biblioteca completamente desorganizada, no me ha dado tiempo. Debería incluso hacer una limpieza de libros”. Unos libros que, como explica en esa entrevista, en muchas ocasiones terminaba donando a la biblioteca barcelonesa que lleva su nombre en el barrio de El Carmel. “En realidad los libros no están para estar ahí parados donde los ves. No acaba de gustarme eso de los libros ahí parados”, explicaba el autor catalán para quien los libros existían para ser “leídos, usados e incluso anotados”.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS