El Gobierno amplía al 31 de enero la prestación por desempleo a artistas de espectáculos públicos

“Los trabajadores más vulnerables del sector taurino”, según el decreto-ley, también se benefician de las ayudas aprobadas por el Consejo de Ministros

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros eset martes.
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros eset martes.Europa Press

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes ampliar al 31 de enero de 2021 la prestación extraordinaria por desempleo “para los artistas en espectáculos públicos” que se aprobó el 5 de mayo. El nuevo real decreto-ley, que se publica el miércoles en el BOE, contiene otras “medidas sociales", como "el reconocimiento de un subsidio excepcional por desempleo para los técnicos y auxiliares por cuenta ajena del sector de la cultura”, anunciado por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una entrevista en televisión la semana pasada. Y se menciona a “los trabajadores más vulnerables del sector taurino”, que podrán beneficiarse “de una prestación extraordinaria por desempleo”. Con todo ello se busca ayudar a “un sector especialmente golpeado afectado debido a su vulnerabilidad histórica, dada la intermitencia y estacionalidad que caracterizan la actividad artística”, explica el comunicado del Ministerio de Cultura.

Más información
Díaz anuncia una prestación para auxiliares y técnicos de la cultura

La ampliación del subsidio de desempleo hasta finales de enero va dirigida, entre otros, “a actores y actrices, directores y directoras de escena y de orquesta, músicos, artistas de circo, o directores y directoras de cine”, para que “sigan protegidos a pesar de la interrupción de su actividad”, añade el ministerio. Los beneficiados serán aquellos que en el periodo de alarma agotaron la prestación. En total, cerca de 36.000 personas, con un coste estimado de 95,4 millones, según fuentes del Ministerio de Trabajo citadas por Europa Press.

En cuanto al subsidio excepcional para técnicos y auxiliares, se trata de “una nueva cobertura por cese de actividad”, lo que, según el departamento que dirige Rodríguez Uribes, permitirá a estos profesionales “acogerse por primera vez a un subsidio por desempleo”, una ayuda a la que normalmente no pueden acceder dada su actividad intermitente. El real decreto afecta a “ayudantes de coreografía, cámaras, técnicos de luz y sonido, técnicos de montaje de escenarios, regidores o maquinistas”, que habían quedado fuera de ayudas anteriores.

La duración de este subsidio será de tres meses y no podrá percibirse más de una vez. Eso sí, los beneficiarios deberán acreditar que han cotizado al menos 35 días, estar inscritos en los servicios públicos de empleo y no tener un trabajo, por cuenta propia o ajena, a jornada completa. La ayuda es incompatible con la percepción de cualquier otra. El Gobierno estima que la medida alcanzará a más de 10.000 personas y supondrá un coste de 14 millones.

Por último, los trabajadores taurinos no han podido “cotizar lo necesario para generar el derecho a la prestación por desempleo de acuerdo con su régimen especial en la Seguridad Social, encontrándose en especial situación de vulnerabilidad”. El Gobierno ha decidido que, coincidiendo “con el momento de finalización de la temporada taurina”, se les reconoce “un acceso extraordinario a la prestación contributiva por desempleo”, por un valor de 775,83 euros mensuales, que se extenderá igualmente hasta el 31 de enero.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Entre los requisitos, se incluye figurar a 31 de diciembre de 2019 en el censo de activos; o no estar percibiendo rentas derivadas de actividades por cuenta propia o ajena, así como cualquier renta o ayuda concedida por cualquier Administración. La prestación se suspenderá mientras el titular de la misma hace cualquier trabajo por cuenta propia o ajena. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha informado de que este acuerdo se refiere a "banderilleros o a cualquier otro que solo es contratado cuando está la fiesta taurina y que, por lo tanto, por motivo de su suspensión no han tenido ocasión de ningún día de cotización”. Esta situación, “nada tiene que ver con la idea que podemos tener respecto al mundo del toreo de grandes artistas o de grandes personas que tienen suficiente renta como para seguir trabajando, o manteniéndose, durante este periodo”, ha añadido.

La Unión Nacional de Picadores y Banderilleros de España (Unpbe) ha decidido guardar silencio hasta que el real decreto se publique en el BOE, donde espera que se aclaren sus dudas, como si el acuerdo supone el reconocimiento de los toreros como artistas de espectáculos públicos, como se recoge en un real decreto de 1985, y también desconocen si tendrá efecto retroactivo hasta mayo, cuando se aprobó el anterior real decreto de ayudas.

El Gobierno aprobó el 17 de marzo un real decreto-ley de medidas urgentes para hacer frente al impacto económico y social de la covid-19, que no afectaba a los toreros, porque no son autónomos ni se pueden acoger a un ERTE, al mantener contratos laborales con distintas empresas, según la plaza en la que actúan. Mientras que los matadores, novilleros, rejoneadores, picadores, banderilleros y mozos de espada que habían cotizado en 2019, pero no lo suficiente para acceder a una prestación por desempleo, solicitaron al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) la ayuda prevista en este decreto para “artistas”. Las primeras solicitudes fueron aceptadas, hasta que Trabajo ordenó lo contrario a las direcciones provinciales del SEPE, que ha denegado casi 250 desde entonces. Para la Unpbe, esta negativa tiene una motivación política porque Díaz rechaza los toros.

Posteriormente, Rodríguez Uribes reconoció que los toreros son artistas de espectáculos públicos, en una reunión con la Fundación del Toro de Lidia, y animó a los afectados a presentar reclamaciones ante las denegaciones de Trabajo. Por último, el 24 de septiembre, el Defensor del Pueblo elaboró una resolución en la que también les daba la razón.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS