Gigamesh dejará de publicar la saga ‘Canción de hielo y fuego’, los libros que inspiraron ‘Juego de tronos’

La editorial apunta a un desacuerdo en el coste de los derechos con George R. R. Martin

Ilustración del libro 'Fuego y sangre' de George R. R. Martin, sobre la casa Targaryen.
Ilustración del libro 'Fuego y sangre' de George R. R. Martin, sobre la casa Targaryen.Alex Onciu

Ediciones Gigamesh, la editorial barcelonesa que ha editado la serie de novelas Canción de hielo y fuego, de George R. R. Martin en castellano desde 2002, anunció el pasado viernes que dejará la publicación de los libros de la saga que inspiraron la popular producción de HBO Juego de tronos. La editorial ha escrito en su cuenta de Twitter que no puede cubrir las exigencias del agente de Martin y retuiteado comentarios que señalan un aumento en el coste de los derechos de la serie de publicaciones al español.

Un representante de Gigamesh ha afirmado a EL PAÍS que no tienen “más que decir” sobre Canción de hielo y fuego y su publicación. La saga, cuyo primer volumen fue publicado en Estados Unidos, en 1996, es uno de los fenómenos editoriales más grandes de la última década, con más de 90 millones de libros vendidos a nivel internacional. En España, los títulos han encabezado en los últimos años las listas de éxitos. Ambientada en un mundo medieval lleno de magia, dragones e intriga palaciega, las influencias de Martin van desde La rueda del tiempo, de Robert Jordan, a Los reyes malditos, de Maurice Druon. También son perceptibles elementos de El Señor de los Anillos, Dune o la saga de los jinetes de dragones de Pern, de Anne McCaffrey, y hasta Yo, Claudio, de Robert Graves. El autor ha reconocido haberse inspirado además en hechos históricos como la Guerra de las Dos Rosas —el choque de las grandes familias por el trono de Inglaterra— y la construcción del Muro de Adriano en Gran Bretaña.

Gran parte del éxito de los libros de Martin —que ya era antes un nombre conocido y apreciado en la fantasía— se debe a la serie Juego de tronos, adaptación del canal HBO que comparte su nombre con el primer libro de Canción de hielo y fuego y que desde su estreno, en 2011, se convirtió en un fenómeno global. Esto arrastró en su estela a Gigamesh, que arrancó como una librería del género en 1985 y comenzó a publicar libros en 1999. Su fundador, Alejo Cuervo, afirmó en una entrevista de 2015 que el éxito de la serie de libros le había servido para cumplir su deseo de tener una gran librería de referencia del fantástico. Las ganancias logradas con la publicación de los libros de la historia de los Siete Reinos permitieron a Gigamesh pasar de un pequeño local de culto a una megalibrería, la más importante consagrada a los géneros de la ciencia ficción, fantasía y terror en España, y a desplegar con fuerza su labor editorial.

Más información
Una secuencia de 'Juego de tronos'.
Espadas, magos y dragones de hoy mismo
Lo nuevo de los creadores de ‘Juego de tronos’ será adaptar ‘La trilogía de los tres cuerpos’
“La literatura de género es víctima de los que se creen defensores del canon”

Martin y Gigamesh han tenido una gran sintonía desde que Cuervo, que siempre ha sido un admirador del escritor estadounidense y lo ha promocionado desde su librería, comenzó a editar la saga. Martin, al que le une amistad personal con Cuervo, ha visitado diversas veces Barcelona y firmado ejemplares en Gigamesh. En un acto de generosidad poco común —y que tuvo que ver también con el entusiasmo de Cuervo por Martin—, el autor decidió respetar su acuerdo de publicación de Canción de hielo y fuego con lo que es una pequeña editorial del género independiente, aunque sus libros se convirtieron en best sellers y los grandes sellos comenzaron a ofrecerle contratos mucho más suculentos. Ni siquiera cuando la serie de HBO se hizo fenómeno planetario y potenció de manera astronómica los libros, dejó Martin de continuar con Gigamesh.

La polémica por el progresivo desviamiento de la serie de HBO de la saga de Martin, motivado entre otras cosas porque el escritor no pudo mantener el ritmo, y la entrega de las dos últimas novelas, que culminan la historia, supuso un quebradero de cabeza para el autor. Los fans de Martin han llegado a acosarle por ir demasiado despacio y las presiones sumadas de la industria para que acabara la serie y entregue otros productos de éxito han acabado por hacer de él un hombre poco menos que angustiado, lejos del autor alegre y lleno de bonhomía que era. Es posible que ese factor humano se haya añadido ahora a las exigencias de su entorno financiero, convertido Martin en un gran negocio, donde ya no cuentan las viejas amistades.

Gigamesh ha recuperado puntualmente, reeditándolas, algunas otras obras de Martin que habían quedado en segundo plano tras el éxito de Canción de hielo y de fuego, como la novela de ciencia ficción Muerte de la luz y Sueño del Fevre, emotiva revisitación del mito de los vampiros. Por su lado, varios libros periféricos a la saga principal, como enciclopedias e historias independientes situadas en el mismo universo, habían sido publicadas en los últimos años por otros sellos como Plaza & Janés y Debolsillo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS