Ángela Molina, Goya de Honor 2021

La Academia de Cine reconoce “la trayectoria excepcional de esta compañera tan querida por su autenticidad, su talento indiscutible y su especial sensibilidad”. La actriz responde: “Para mí, lo más grande del mundo son los sentimientos”

Ángela Molina, en la Plaza de Oriente de Madrid.
Ángela Molina, en la Plaza de Oriente de Madrid.Olmo Calvo

La Academia de Cine ha anunciado que Ángela Molina recibirá el próximo Goya de Honor, para reconocer “la trayectoria excepcional de esta compañera tan querida por todos por su autenticidad, su talento indiscutible y su especial sensibilidad”. La actriz madrileña de 65 años logra así uno de los poquísimos reconocimientos que le faltaban: Medalla de Oro de la Academia de Cine, Premio Nacional de Cinematografía 2016, Concha de Plata del festival de San Sebastián, premio David di Donatello (el Oscar italiano y fue la primera española en obtenerlo), Espiga de Honor de la Seminci 2012... Curiosamente nunca ha ganado el Goya por su trabajo, a pesar de sus cinco candidaturas: tres como protagonista, por La mitad del cielo (que le valió la Concha de Plata), Luces y sombras y Las cosas de querer, y dos como actriz de reparto, por Carne trémula y Blancanieves. “He pasado por todo tipo de días y sentimientos sobre no haberlo ganado”, recuerda la actriz a EL PAÍS tras conocerse la noticia. “Al fin y al cabo, es bonito que ese premio esté en el aire. Como que algún día pudiera obtenerlo... [se echa a reír]. Oye, me interesaría como todo hijo de vecino que ame su profesión. También me pilla en un momento, puede que ya sea mayor, en que me siento curtida para recibir el de Honor. Una carrera va poquito a poquito, y los premios caen igual... Y esas cosas no dependen de ti, sino de los demás. Y ahí está lo precioso del galardón”. Podría ocurrirle como a Antonio Banderas, que primero obtuvo el de Honor para posteriormente ganar el de mejor actor.

Como subraya la junta directiva de la institución, “ha sido protagonista de numerosos títulos indispensables del cine español y europeo”. El galardón lo recibirá en la ceremonia que se celebrará el próximo 6 de marzo. Molina no quiere olvidar esa frase con la que la institución remarca que es apreciada por mucha gente: “Para mí, lo más grande del mundo son los sentimientos, y esa sencilla realidad es lo que me llena. Yo siento lo mismo por todos mis compañeros”.

Más información
La actriz Ángela Molina, Premio Nacional de Cine
Ángela Molina se convierte en pieza de museo

Molina, hija del mítico cantante y actor Antonio Molina empezó hace casi medio siglo, con 16 años, en la interpretación, con No matarás, de César Fernández Ardavín. Poco después, en 1977, Luis Buñuel la lanzó a la fama mundial gracias a contratarla para su Conchita de Ese oscuro objeto de deseo. Desde ese momento se han sucedido los rodajes, hasta superar las 150 interpretaciones entre series y películas, además de discos y su amor por la danza. En teatro ha trabajado menos: en 2002 estuvo en el certamen de Mérida con Troya, siglo XXI; en 2005 fue la seductora señora Robinson en El graduado, junto a su hija Olivia, y en 2008 apareció en La dama del mar, adaptación de Susan Sontag del texto de Henrik Ibsen bajo la dirección de Robert Wilson.

Como ha compaginado trabajos en España con Francia, Italia y Argentina, Ángela Molina ha estado bajo la dirección de una pléyade de cineastas: Jaime Camino, Jaime Chávarri, Jaime de Armiñán, José Luis Borau, Bigas Luna, Josefina Molina, Marco Bellocchio, Ridley Scott, Miguel Picazo, Gerardo Vera, los hermanos Taviani, Pedro Almodóvar, Luigi Comencini, Ricardo Franco, Miguel Littín, Alain Tanner, Giuseppe Tornatore, Agustí Villaronga, Imanol Uribe, Isaki Lacuesta, Manuel Gutiérrez Aragón, Julio Medem o Pablo Berger son algunos de ellos.

Molina está grabando estos días la serie Un asunto privado. “Es maravilloso volver a la comedia. Encarno a la madre de la protagonista [Aura Garrido]”. Garrido da vida a una joven de clase alta con alma de policía en la Galicia de la posguerra, que quiere atrapar a un asesino en serie con la ayuda de su fiel mayordomo, Héctor, interpretado por Jean Reno, en su primer trabajo largo en español (Reno es hijo de andaluces y su auténtico nombre es Juan Moreno). “La verdad es que va a ser una serie divertida y los guiones son muy inteligentes. Lo estoy disfrutando. Además, en estos momentos tiene pendientes de estreno dos películas: Charlotte, dirigida por Simón Franco, y Lalla, de Mohamed El Badaoui. Como asegura la actriz: “Amo a mi oficio como se ama a un misterio”.

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS