El Gobierno aumentará los incentivos al cine dirigido por mujeres y por personas con discapacidad

El texto de modificación del decreto que desglosa la Ley también subraya que las salas de cine tienen que poseer un control electrónico de asistencia

Rodaje de 'Nieva en Benidorm', de Isabel Coixet.
Rodaje de 'Nieva en Benidorm', de Isabel Coixet.

El Consejo de Ministros ha aprobado la modificación del Real Decreto de 2015 que desarrolla la Ley del Cine de 2007, con lo que aumentará los incentivos a las obras audiovisuales dirigidas por mujeres y por personas con discapacidad. Los cambios aprobados atienden especialmente a las denominadas “obras audiovisuales difíciles”, con nuevos criterios para favorecer, por primera vez, el cine hecho exclusivamente por mujeres y por directores o directoras con diferentes capacidades. En enero, como adelantó EL PAÍS, se abrió el periodo de consultas por parte del ICAA que quedó en el aire por la pandemia. En el texto, entre otros cambios, se amplía el concepto de lo que se considera “obra difícil” —que permite aumentar las ayudas— para incluir tres nuevos supuestos: los proyectos dirigidos por mujeres, los dirigidos por cineastas con discapacidad y los que tengan “especial valor cultural y artístico”.

Además, mejoran los porcentajes de posibilidad de recibir ayudas sobre el total de su presupuesto para documentales, cine de animación y las coproducciones con países latinoamericanos. Además, refuerza el respaldo a los cortometrajes, a las películas en lenguas cooficiales distintas al castellano y a las obras de creadores noveles. Entre las medidas dirigidas a favorecer la actividad cinematográfica y audiovisual, se amplía la intensidad de ayudas públicas para las obras audiovisuales realizadas exclusivamente por directoras, con hasta el 75% del coste reconocido. También para las obras audiovisuales realizadas exclusivamente por directores o directoras con un grado de discapacidad igual o superior al 33% reconocido por el órgano competente: hasta el 80% del coste reconocido. Los documentales, hasta el 75% del coste reconocido. En esta misma línea, las obras de animación, cuyo presupuesto de producción no supere 2.500.000 euros, podrán contar con hasta el 75% del coste reconocido, mientras que los cortometrajes hasta el 85% del coste reconocido. Las obras audiovisuales rodadas íntegramente en alguna de las lenguas cooficiales distintas al castellano que se proyecten en España en dicho idioma, con hasta el 80% del coste reconocido. Por último, las obras audiovisuales con un especial valor cultural y artístico que necesiten un apoyo excepcional de financiación según los criterios que se establecerán mediante Orden Ministerial o en las correspondientes convocatorias de ayudas podrán optar hasta el 75% del coste reconocido.

Cultura también ha flexibilizado el régimen de aprobación de las coproducciones internacionales, en general, y de las coproducciones financieras en particular, en línea con las prácticas del mercado internacional. Además, en cuanto a las salas de exhibición cinematográfica, deberán cumplir por medios electrónicos con sus obligaciones de control de asistencia y declaración de rendimientos. Como contrapartida, se elimina la obligación de conservación de las entradas físicas en los locales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS