Museo Thyssen

Cultura amplía un mes el plazo para llegar a un acuerdo con Carmen Cervera sobre la cesión de su colección

El ministro asegura que no pondrá “líneas rojas” en la negociación, pero que “no es lo mismo que esté el ‘Mata Mua’ o que no esté”

Trabajos de embalaje de ‘Mata Mua’, en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza en junio.
Trabajos de embalaje de ‘Mata Mua’, en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza en junio.EL PAÍS

Un mes más, hasta el 31 de enero, es el plazo que se ha marcado el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, para llegar a un acuerdo con Carmen Cervera sobre la cesión de su colección, según explica en una entrevista con Efe, en la que adelanta que el Museo Thyssen “podría incorporar obras del siglo XXI”.

Con la vista ya puesta en un “horizonte más positivo”, Rodríguez Uribes, que el próximo 13 de enero cumple un año en el cargo, ha explicado que uno de los primeros encuentros que mantendrá en 2021 será con la baronesa para alcanzar un acuerdo en el que ninguna de las partes podrá fijar “líneas rojas” y habrá que analizar distintos escenarios. Porque, ha añadido el ministro, “no es lo mismo que en la colección esté el Mata Mua a que no esté” y “porque se tiene que hacer una nueva valoración de la colección”, que ya está en marcha.

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes.
El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes.Fernando Alvarado / EFE

La baronesa pide una compensación por ceder una colección que prestó por 10 años al Estado en 1999 y cuya estancia en el Museo Thyssen se ha ido prorrogando desde 2011. “Hay que ver cuánto puede dar el Estado”, ha afirmado el ministro, “porque la situación actual no es la de 2019 [cuando se estuvo a punto de lograr un acuerdo] y ahora hay una pandemia”.

Rodríguez Uribes ha considerado que la baronesa tiene “una buena disposición” de negociación, al igual que Cultura, y ha afirmado que en las reuniones mantenidas hasta ahora se han entendido “bien”, por lo que espera cerrar un acuerdo que ya han buscado varios de sus antecesores en el ministerio y que, ha querido precisar, no afecta al Museo Thyssen-Bornemisza en su conjunto.

Es más, con independencia de ese acuerdo, en Cultura “se está pensando en un nuevo plan museístico” para las tres grandes pinacotecas —Prado, Reina Sofía y Thyssen— que haría que el Thyssen incorpore obras del siglo XXI a su colección. De esta forma, el Prado se quedaría con su recorrido hasta Picasso, el Reina Sofía se centraría en los siglos XX y XXI y el Thyssen daría “una visión panorámica general”, que no entraría en competencia con el Reina Sofía, cuyo director, Manuel Borja-Villel, está de acuerdo con esta idea.

El Estatuto del artista, un desafío de legislatura

A la vuelta de las vacaciones de Navidad, tal y como ha informado ya en el Consejo de Ministros, el ministro de Cultura enviará una carta a los ministerios de Trabajo, Seguridad Social, Hacienda y Educación para retomar el “trabajo común” con el objetivo de desarrollar el que considera “un desafío de legislatura”, el Estatuto del artista. Se reunirá una mesa técnica interministerial que “tendrá que trabajar concienzudamente” sin fijar un objetivo temporal concreto, ha matizado Rodríguez Uribes sobre los planes de trabajo para que el Estatuto del artista se convierta en una realidad que dé “seguridad jurídica” y “visibilice” a los trabajadores de la cultura. “El estatuto tiene que reconocer a los creadores porque la cultura es una industria”, ha precisado.

Otro de sus objetivos para 2021 es la creación de un “gran pacto por la cultura”, que sería el “paso previo” para reconocerla como “derecho fundamental”, porque así “estará protegida y al ser un derecho no podría ser maltratada”.

Con una partida presupuestaria de 848 millones de euros, a los que hay que sumar 206 millones procedentes de las ayudas europeas, Rodríguez Uribes tendrá “abiertas las ventanas” de su ministerio porque con ese dinero no solo quiere paliar los efectos de la pandemia en la industria cultural, sino crear “grandes proyectos” que la transformen.

Una de las industrias culturales que pretende transformar es la de la moda: “Tenemos grandes autores, pero no tenemos grandes industrias, salvo una excepción”, y ha apuntado a la España despoblada como elemento clave “para hacer un planteamiento integral”. Ya existe un plan estratégico y a partir de enero se va a crear una mesa de la moda para desarrollar la manufactura o la fabricación. La “moda de autor es una de las palancas de la Marca España, al igual que la gastronomía, que no depende de nosotros, pero que debería estar en Cultura”, ha afirmado. Las industrias culturales son uno de los reclamos turísticos más importantes de España.

Los efectos del coronavirus

En cuanto a la ampliación de los aforos en los espectáculos, el ministro ha reiterado que no será él quien los decida, “sino que será el ministro de Sanidad”. En este sentido, y sin querer ser un “aguafiestas”, Rodríguez Uribes ha señalado que no se trata tanto de los acontecimientos en sí, sino del peligro que existe en los desplazamientos hasta los lugares de celebración del espectáculo.

Con un 3,6 sobre 10 en la última encuesta del CIS relativa a la valoración de los ministros, este filósofo del Derecho español asegura que se “aplicará más”, pero ha achacado esta calificación a un año en el que la “preocupación ha sido salvar vidas”. “La cultura y el deporte no han tenido la posibilidad de desplegarse, y puede que esa sea la razón de esta nota”, ha valorado.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50