Una gala de los Goya muy visual, dinámica y con poco sarcasmo

El presidente de la Academia, Mariano Barroso, y los presentadores de la gala, Sílvia Abril y Andreu Buenafuente, no aclaran si Pepa Flores recogerá su premio de honor

El presidente, Mariano Barroso, y los presentadores Sílvia Abril y Andreu Buenafuente, en la Academia. En el vídeo, explican la gala.

Será una gala muy visual, con bastante animación y efectos digitales que saquen partido al inmenso espacio donde se celebrará la ceremonia, el palacio de deportes José María Martín Carpena, o, como dicen en Málaga, el Martín Carpena, donde cabrán 3.200 asistentes a la 34ª edición de los premios Goya. Esta mañana el presidente de la Academia, Mariano Barroso, y los presentadores Sílvia Abril y Andreu Buenafuente, que repiten tras el éxito de la pasada edición en Sevilla, han presentado algunas de las novedades del evento que se celebrará el sábado que viene a partir de las 22.00 en Málaga.

Más información
Andreu Buenafuente: “Haremos los Goya con autocrítica y cariñito. Esto no es Hollywood”
El camino hacia los Goya 2020: “Si todo el mundo hace series, ¿quién rodará las películas del año que viene?”

La primera es el acercamiento del público a los premios. El año pasado hubo numerosas quejas por la lejanía física que sufrieron quienes asistieron a ver los Goya desde la calle y los participantes en el acto. “La gente en Sevilla demandó ese contacto”, confirmaron Abril y Buenafuente. Este año habrá alfombra roja y pantallas gigantes para que los Goya también se vean fuera del Martín Carpena. La segunda es su apuesta por una gala mucho más "dinámica, visual". Según Buenafuente, "nos ha supuesto un reto creativo, porque vamos a intentar que las pantallas del interior jueguen con la escenografía. Habrá animaciones integradas en el espectáculo, pero no nos olvidaremos que ese espectáculo tiene que convivir con lo humano. Pasado mañana lo empezamos a probar con los equipos. Facilito no es". Aunque a continuación ambos aseguraron: "Esto hace 15 años a lo mejor no se podía hacer. Hoy hay una madurez de la Academia y del cine español con la que se puede afrontar este tamaño de teatro". Sobre la duración de la gala no quisieron entrar en más detalles: "La duración forma parte del espectáculo". A Buenafuente nunca le gustó lo de "bajar los micrófonos". "La emoción forma parte de los premios, y admitimos todos los discursos", aseguró. Otra novedad: los sobres tienen una lengüeta dorada que facilita su apertura posterior. "Esperamos que resuelva muchos problemas", bromeó Barroso.

El trío desveló algunas de las actuaciones musicales, que corresponderán a Jamie Cullum, Rayden, Ana Mena y a Antonio Banderas los actores del musical A Chorus Line. En el homenaje al Goya de Honor Pepa Flores cantarán Amaia y Celia Flores, cantante e hija de la galardonada. Esta es una de las grandes incógnitas de la noche: ¿irá o no irá Marisol? "El Goya es para Pepa Flores. Ese reconocimiento es una de las razones de ser de esta Academia. Se le da por su carrera. El premio es para ello; quién lo recogerá se verá. Porque no se da a alguien para que vaya, sino para reconocer una trayectoria":

Obras de acondicionamiento del Martín Carpena para los Goya.
Obras de acondicionamiento del Martín Carpena para los Goya.Ana Belén Fernández (Academia de Cine)

Sobre el tono, Abril y Buenafuente (que los presentará por cuarta vez) aseguraron que todo el mundo conoce su tono. "No estamos aquí para dar demasiada caña a nadie. No seremos muy sarcásticos". Y sí pusieron en valor el prestigio de la gala. "Para mí", contó Buenafuente, "es un evento emocionante. Es un placer hacerlo, es uno de los eventos culturales televisivos más potentes de España. Quiero destacar la predisposición de artistas internacionales por actuar aquí". Y por eso no querían adelantar mucho más de la ceremonia: "La concentración de expectativa conlleva algo de misterio. Destriparlo quita un poco de gas. Vale la pena ser opaco para sorprender".

En el Martín Carpena entrarán 3.200 asistentes. Cerca de quinientas estarán en la grada VIP, la central, en la que se sentarán nominados, entregadores y autoridades. Entre esas autoridades el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; el ministro de Consumo, Alberto Garzón; la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas; el presidente de la Junta de Andalucía, José Manuel Moreno; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, o la directora del ICAA, Beatriz Navas. No está prevista la asistencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que sí fue a los Goya cuando era líder de la oposición. "Si hay un sitio que vive el cine es Málaga. Estamos convencidos de que la gente se volcará en los premios", auguró Abril.

Y para acabar desvelaron que nada más acabar la gala en Sevilla, Barroso les dijo, copa en mano en la fiesta posterior, que estaría bien que repitieran. "Nos dijiste que pensáramos en el año siguiente y que querías cambiar el formato, y eso me asustó", confesó Buenafuente. "Pero firmasteis en una servilleta", atajó el presidente de la Academia.

Entradas a través de American Express

Hace 10 días el diario Sur publicó que American Express, uno de los patrocinadores de la gala, estaba vendiendo entradas -del paquete que la Academia le había dado por su patrocinio- a 1.600 euros. Esta mañana Mariano Barroso ha asegurado que las entradas "se ofrecen a clientes vips, que están acompañadas de muchas acciones que acompañan a ese premio. Son ocho entradas y es el tercer año que lo realizan". Sin embargo, desde Sur aseguran que al contrario, que podían adquirirse en la web de American Express con la única condición de que el comprador poseyera la tarjeta. "No es honesto vender entradas porque esto no es un espectáculo sino una entrega de premios", zanjó Barroso. "Es responsabilidad del patrocinador".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS