Un ‘thriller’ nacido de las oscuras entrañas de China

'El lago del ganso salvaje', de Diao Yinan, ilustra las sombras de un país que está basando parte de su crecimiento en el capitalismo y el crimen

Tráiler de 'El lago del ganso salvaje'.

Con tan solo cuatro películas, el cineasta chino Diao Yinan (Xi'an, 50 años) se ha convertido en una de las miradas de las que se rifan en los festivales. Él, sin embargo, brega por atraer a todo tipo de público a través de un género que maneja de forma eficiente: el thriller. Si con su tercer trabajo, Black Coal, Thin Ice (2014) ganó el Oso de Oro de Berlín, con su nueva película, El lago del ganso salvaje, concursó en la pasada edición de Cannes.

Más información
Crítica de 'El lago del ganso salvaje': el feroz ‘noir’ chino
Un ‘femme fatale’ china para Buñuel

Una semana antes del estreno en España de este poderoso filme, Diao Yinan dio por teléfono un puñado de entrevistas. Fue días antes de que se declarase el cierre de Wuhan, la ciudad en la que ha estallado la pandemia del coronavirus, y donde se desarrolla El lago del ganso salvaje. Sigue enamorado del cine de Buñuel, pero en esta historia, que entrelaza las vidas de un gánster de medio pelo que recién salido de la cárcel se ve envuelto en el asesinato de un policía y de una prostituta que busca liberarse de su trabajo, los referentes han cambiado. "En este caso, dejo atrás a Buñuel, y me sumerjo más en mi propia vida, en lo que conozco de los bajos fondos de las ciudades chinas en crecimiento. Una parte del guion nace de noticias y de referencias a los cambios sociales actuales", desgrana Diao. "Y otra procede de un trabajo artístico como nunca antes había encarado. La combinación entre autoría, la independencia y la seriedad de un director, y sus logros comerciales es fundamental: ese cóctel crea una película madura". Para eso ha bebido de Dashiell Hammett, del cine de la Warner del Hollywood de la edad de oro... "El cine negro me fascina, me gustan esos referentes que mencionas. Mi gusto nació desde esa filmografía. Y de Hammett me fascina su espíritu, su descripción social, sospecho que ya está en mi ADN".

Por ese reflejo de la actualidad, los policías y los criminales visten de forma casi idéntica: en las calles no hay quien les diferencie: "En China existe un dicho que asegura que los policías y los gánsteres son de la misma familia. Si alguien quiere detener a un criminal, es imposible que vaya de uniforme. Y debe de utilizar la misma violencia. Por eso los agentes se comportan tal y como lo hacen en mi película". Desde es punto de vista, todo se mezcla, la zona gris impera en una sociedad en la que no hay ni buenos ni malos. "Cierto, hay fallos, problemas de corrupción en cualquier parte. Yo no he construido la historia cerca de esa podredumbre, pero existir, existe. Al final, todos somos humanos, con partes luminosas y facetas oscuras. Puede que en las personas centradas en el crimen, en el lado negro, brillen más los momentos de nobleza".

Diao Yinan realiza a través del thriller un amplio retrato social, porque pertenece a la generación de cineastas que sobrepasan el género para llegar más lejos. "La atmósfera tensa sirve para atraer al público. Y desde ahí damos el salto. Que un ejército de policías desembarque en los bajos fondos de Wuhan es habitual, y refleja el comportamiento actual del poder. Las buenas localizaciones suponen la mitad del éxito de una película. Sobre el futuro de mi país, digamos que mi actitud es... compleja aunque optimista. Pero estamos viviendo un desarrollo acelerado de la economía, y sufriremos altibajos". Por cierto, esa camiseta de fútbol de la selección argentina que usa uno de los personajes, ¿es un homenaje? "Más bien, la escogí por los colores. El azul y el blanco representan lo puro y la libertad. Pero tengo que decirte que mi estilo favorito de juego lo crea la selección española".

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS