Muere a los 96 años la actriz Cicely Tyson, icono de la comunidad afroamericana

La intérprete, ganadora del Oscar honorífico, se negó durante su carrera a encarnar personajes de mujeres débiles

Cicely Tyson, en la entrega en Los Ángeles de los premios Emmy en 2009.
Cicely Tyson, en la entrega en Los Ángeles de los premios Emmy en 2009.Matt Sayles (AP)

Con la muerte el jueves 28 de la actriz Cicely Tyson a los 96 años, no solo desaparece un gran talento de la interpretación, sino sobre todo una mujer consecuente con sus ideales, y que decidió hace décadas que solo interpretaría personajes de mujeres fuertes o papeles que no desmerecieran a la comunidad afroamericana. Es más, pidió a sus compañeros que rechazaran roles estereotipados de negros criminales y subrayaba la necesidad de personajes dignos para cambiar la percepción negativa de los afroamericanos por parte de otros grupos sociales e incluso por sí mismos. Tyson reclamó la posibilidad de acceder a guiones pensados para actores caucásicos... cuando en realidad en esos libretos no se definía la etnia del personaje. Por eso su fallecimiento, del que no se han especificado las causas, ha supuesto una conmoción en Estados Unidos, donde personalidades como el expresidente Barack Obama, Oprah Winfrey, Viola Davis, Ana DuVernay, Michelle Obama, Shonda Rhimes, Mariah Carey o Rihanna le han rendido tributo en medios de comunicación y redes sociales.

Tyson recibió el Oscar honorífico en 2019, tras haber sido candidata a actriz protagonista en 1973 por Sounder, de Martin Ritt; la medalla de la Libertad, honor presidencial con el que fue reconocida en 2016, se llevó en 2013 el Tony a mejor actriz por su trabajo en la obra El viaje a Bountiful (con 88 años es el intérprete más viejo en lograrlo), y ganó tres Emmy de 16 candidaturas: las cinco últimas las obtuvo por la serie Cómo defender a un asesino, colofón de una carrera que empezó hace 70 años, en 1951, también en la televisión, en Frontiers of Faith.

Cicely Tyson nació en el barrio neoyorquino del Harlem en 1924 y sus padres eran inmigrantes caribeños de la isla Nieves. Tras el divorcio de sus progenitores, se crio con su madre, una mujer cristiana que se opuso hasta donde pudo a la carrera artística de su hija. Sus primeros pasos profesionales surgieron como modelo, en la revista Ebony. Poco después empezó a estudiar en el Actors Studio y a trabajar en la televisión, y en 1957 llegó al cine, con Carib Gold. Uno de sus grandes logros iniciales fue convertirse en la primera actriz negra en conseguir un papel protagonista en una serie dramática de televisión, lo que consiguió con East Side / West Side, que se emitió entre septiembre de 1963 y abril de 1964. En realidad, en el currículo de Tyson aparecen unos cien trabajos entre cine, teatro y televisión que podrían haber sido muchos más si no hubiera pasado algunas temporadas sin trabajar a la espera de ofertas con personajes que considerara dignos y atractivos: tiene más créditos desde 1990 hasta su fallecimiento que en décadas precedentes. En cine su primer gran papel fue el de Portia en El corazón es un cazador solitario (1968), precedente a su candidatura al Oscar con Sounder y a sus dos primeros Emmy por su labor como protagonista en el telefilme The Autobiography of Miss Jane Pittman (1974). A la vez que encarnaba a la madre de Kunta Kinte en la miniserie Raíces o daba vida en la pequeña pantalla a personajes reales en series como King (1978), A Woman Called Moses (1978) o The Marva Collins Story (1981), se convirtió en un ídolo del movimiento Black Is Beautiful, con sus apariciones en todo tipo de portadas de revistas. En esos años, de 1981 a 1988 estuvo casada con un genio del jazz, Miles Davis, del que ya había sido pareja a finales de los sesenta. El trompetista usó un retrato de ella para ilustrar su álbum Sorcerer (1967).

Cicely Tyson y Maya Angelou, en 'Raíces'.
Cicely Tyson y Maya Angelou, en 'Raíces'.

Entre sus otras películas destacan El pájaro azul (1976), de George Cukor; Aeropuerto 80; Tomates verdes fritos (1990) y Criadas y señoras (2011). Además, Tyler Perry contó con ella para su serie de comedias sobre su personaje de Madea. Tyson superó el terreno artístico para devenir en referencia social. De ahí los innumerables premios que le otorgaron por laborales artísticas y humanitarias como la fundación del Dance Theater of Harlem. En sus memorias, Just As I AM, publicadas hace pocos días, describía la compleja relación que tuvo con su única hija, a la que tuvo con 17 años, y a la que quiso alejar siempre de los focos: la vida de Tyson nunca fue fácil.

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS