Muere el actor Hal Holbrook, Garganta Profunda en ‘Todos los hombres del presidente’

Ganador de cinco Emmys y candidato al Oscar en 2007, el intérprete estadounidense era popular en su país por haber dado vida durante siete décadas a Mark Twain en un famoso monólogo

Hal Holbrook en Los Ángeles en julio de 2014.
Hal Holbrook en Los Ángeles en julio de 2014.David McNew (Reuters)

Pocas frases han definido un tiempo y una manera de vivir. Y de ellas, una la recitó en la pantalla Hal Holbrook, longevo y venerado actor estadounidense que falleció el pasado 23 de enero en su casa de Beverly Hills a los 95 años. Holbrook dio vida a Garganta Profunda, el informador que ayudó a encauzar la investigación periodística en el caso Watergate a Bob Woodward y Carl Bernstein, en la versión cinematográfica de aquella intriga política, Todos los hombres del presidente (1976), de Alan J. Pakula. En el aparcamiento en que se reunían con su fuente —que posteriormente se supo era un directivo del FBI—, Woodward recibía una indicación clara: “Just follow the money [Sigue al dinero]”. Y siguiendo el dinero acabaron con el presidente Nixon.

Pero Holbrook, que siempre confirió gran dignidad a sus personajes, fue más, mucho más, que esa frase. En EE UU era muy popular por el monólogo teatral Mark Twain Tonight!, un aclamado recorrido vital sobre el autor de Las aventuras de Huckleberry Finn que Holbrook escribió y que interpretó durante siete décadas, hasta 2017, con una gran popularidad. Empezó a encarnar a Twain con 29 años, cuando su protagonista tenía 70, y con el tiempo, bromeaba Holbrook, fue necesitando cada vez menos maquillaje. Al inicio del viaje de esta obra representó una parte en 1956 en El show de Ed Sullivan y eso impulsó las contrataciones y la fama del monólogo, con el que en 1966 ganó el Tony. Empezó a pulirlo en giras por pueblos en 1954, y saltó a Broadway en 1959. ¿Por qué Twain? Porque buscaba a una figura relevante para encarnar en un monólogo, y descubrió una conexión directa con el escritor cuando leyó Las aventuras de Tom Sawyer.

La muerte de Holbrook, de la que se desconocen las causas, fue confirmada por su asistente, Joey Cohen, a The New York Times. Así se cerraba un largo currículo, en el que no llegó a los Oscar hasta 2007, cuando con 82 años compitió por ese galardón en la categoría de actor de reparto por Hacia rutas salvajes, de Sean Penn. Aquella estatuilla finalmente la ganó Javier Bardem por No es país para viejos. Sus trabajos televisivos también le reportaron alegrías: obtuvo cinco Emmy por Los atrevidos: El senador, Lincoln, Portrait of America y Pueblo (con ese telefilme se llevó dos galardones). Las nuevas generaciones le recordaran por sus apariciones en series como El ala oeste de la Casa Blanca, Los Soprano o Hijos de la anarquía.

Harold Holbrook nació en Cleveland en 1925, hijo de una bailarina de vodevil. Después de participar en la Segunda Guerra Mundial, estudió en la Universidad de Denison en Granville (Ohio), y allí realizó un proyecto sobre Twain, que convirtió en su famoso monólogo que llegó a representar en más de 2.000 ocasiones. En 2011 publicó sus memorias, reveladoramente tituladas Harold: The Boy Who Became Mark Twain. Holbrook trabajó también a las órdenes de Steven Spielberg (Lincoln), Sydney Pollack (La tapadera, Oliver Stone (Wall Street), John Carpenter (La niebla), Frank Darabont (The Majestic), George A. Romero (Creepshow), Peter Hyams (Capricornio Uno), Ted Post (Harry el fuerte, con Clint Eastwood) o Gus Van Sant (Tierra prometida, 2012).



Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS