El Supremo confirma que el cuadro de Picasso ’Cabeza de mujer joven’ es inexportable

La sentencia rechaza el recurso de Jaime Botín contra las resoluciones de la Audiencia Nacional que denegaron el permiso de exportación

Imagen del cuadro de Pablo Picasso cabeza de mujer joven, el lienzo por el que Jaime Botín ha sido hayado culpable de contrabando.
Imagen del cuadro de Pablo Picasso cabeza de mujer joven, el lienzo por el que Jaime Botín ha sido hayado culpable de contrabando.EFE

La Sala III del Tribunal Supremo ha desestimado los recursos de casación planteados por Jaime Botín-Sanz de Sautuola y la empresa Euroshipping Charter Company Ltd. contra las sentencias de la Audiencia Nacional que confirmaron las resoluciones del Ministerio de Cultura por las que se denegó el permiso de exportación del cuadro de Picasso Head of a Young Woman. Esas mismas resoluciones declararon expresamente su inexportabilidad como medida cautelar.

Las órdenes de Cultura fueron dictadas en 2013 y 2012, y la Audiencia Nacional rechazó el recurso de Jaime Botín contras las mismas en 2015. El Supremo suspendió en enero de 2017 la tramitación de los recursos ahora resueltos por prejudicialidad penal, es decir, hasta que hubiese resolución en las diligencias penales que se siguieron por un juzgado de instrucción de Pozuelo de Alarcón (Madrid) por presunto delito de contrabando del citado cuadro, y que concluyó con sentencia condenatoria el año pasado.

Esta sentencia supuso para Jaime Botín una condena a tres años de prisión y multa de 91,7 millones. El fallo dictado por la magistrada Elena Raquel González Bayón, consideraba probado que en 2012 Botín quiso vender su cuadro a través de la subasta Christie’s y que ésta le avisó de que para exportar el cuadro debía obtener el visto bueno del Ministerio de Cultura, “dado su evidente interés histórico artístico y tener una antigüedad superior a 100 años”.

Más información

La resolución dictada en vía penal recoge que, en 2012, el Ministerio de Cultura había negado el permiso de exportación. La juez añadía que “pese a ser plenamente consciente de la prohibición administrativa, el acusado trasladó el cuadro a la goleta Adix de su propiedad, atracada en Valencia, con la finalidad de sacarlo de España”. En julio de 2015, las autoridades francesas se lo incautaron en Córcega. La Fiscalía había pedido para Botín una pena de cuatro años de prisión. El cuadro se valoró entonces en más de 25 millones de euros.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción