Beyoncé y Taylor Swift hacen historia en los Grammy de la pandemia

La autora de ‘Black Parade’ se convierte en la artista femenina con más gramófonos, 28, y Swift gana por tercera vez en su carrera en la categoría de mejor álbum. Fue una ceremonia dominada por las mujeres

Beyoncé al recibir su Grammy, este domingo en el Centro de Convenciones de Los Ángeles (California). En vídeo, su discurso y los del resto de galardonadas de la ceremonia.FOTO: CLIFF LIPSON / AFP | VÍDEO: REUTERS

La 63ª edición de los Premios Grammy logró ser una gala histórica tras un año sin conciertos masivos por el coronavirus. Sobre todo para las mujeres. Beyoncé rompió el récord como la artista femenina con más gramófonos el domingo en el Convention Center de Los Ángeles. Lo logró con el galardón a la mejor interpretación de rhythm and blues por Black Parade, la canción que lanzó el 19 de junio (día que el movimiento Black Lives Matter ha elegido para conmemorar la emancipación de los negros esclavizados), mientras las protestas contra el racismo se recrudecían en Estados Unidos.

Con ese premio, el cuarto de la noche para la diva, superó los 27 de la cantante de bluegrass Alison Krauss y alcanzó 28. A nivel global, solo supera a Beyoncé el director de orquesta húngaro Georg Solti, con 31. La artista se queda en segundo puesto, empatada con Quincy Jones.

Taylor Swift ganó en la categoría de álbum del año con Folklore, elaborado íntegramente durante la pandemia. Se convirtió así en la primera mujer cantante y compositora en alzarse tres veces con este premio, tras Fearless en 2010 y 1989 en 2016. Con esta hazaña, la artista de 31 años empató con Frank Sinatra, Stevie Wonder y Paul Simon como los únicos con tres Grammys en esa categoría. Y Billie Eilish, de 19 años, alzó incrédula el galardón a la grabación del año, por segundo año consecutivo, por su tema Everything I Wanted. “Esto es muy embarazoso para mí”, dijo la cantante sobre el escenario y aseguró que el premio, el más importante de la noche, debía ser para la rapera tejana Megan Thee Stallion, por su éxito Savage.

Los organizadores querían evitar a toda costa que la ceremonia tuviese un tufillo a las galas virtuales forzadas por la covid-19. Casi lo logran. La escena de Harry Styles haciendo bailar a Billie Eilish con su canción Watermelon Sugar refrescó la ceremonia. Esa canción, precisamente, le daría al cantante su primer Grammy a la mejor interpretación de solista pop. Lo mismo sucedió al ver a Bad Bunny, premiado con el mejor álbum de pop latino o urbano por YHLQMDLG, cantando al ritmo de Don’t Start Now de Dua Lipa, mientras la británica la interpretaba sobre el escenario. Más tarde, la joven se llevaría el Grammy a mejor álbum pop vocal por Future Nostalgia, coronando su veloz inmersión en la escena musical global. La ceremonia contó con actuaciones en directo y otras grabadas. El presentador, el cómico Trevor Noah, con bastante gracia y fluidez, logró que los bruscos cambios de vestuario y escenario no fueran pesados y el foco estuviese puesto en disfrutar, de alguna manera, la nueva normalidad.

Los Grammy han sido criticados durante años por la falta de reconocimiento a la música creada por la comunidad negra. Y aunque este año no fue la excepción, el tema racial estuvo muy presente durante la jornada. Beyoncé no había conseguido una victoria en una categoría importante desde 2010. Los dos discos más alabados por la crítica de su carrera, el homónimo Beyoncé y Lemonade, no se llevaron el gramófono dorado. Este año llegó a la ceremonia encabezando la lista de nominaciones —lideradas por mujeres—, con nueve candidaturas, y fue su música sobre la injusticia racial en Estados Unidos la que la llevó a hacer historia.

Cardi B, en un momento de su actuación en los Grammy.
Cardi B, en un momento de su actuación en los Grammy.CBS (Reuters)

Cuando subió al escenario a recibir el premio por Black Parade, visiblemente emocionada, aseguró que la canción quiere honrar a “los hermosos reyes y reinas negros”. “Como artista, creo que es mi trabajo, y el trabajo de todos nosotros, reflejar el momento, y ha sido un momento muy difícil”, sostuvo la popularmente conocida como Queen B. También se lo dedicó a su hija de nueve años, Blue Ivy Carter. La niña participa en Brown Skin Girl —entona algunos versos al principio y al final de la grabación—, canción galardonada con el Grammy al mejor vídeo musical. H.E.R. se llevó el premio a la canción del año por I Can’t Breathe, también inspirada en la muerte de George Floyd a manos de la policía el 25 de mayo del año pasado. Así, los cuatro principales galardones (grabación, canción, álbum e interpretación) cayeron en manos de mujeres.

El presentador, Trevor Noah, y Ringo Starr, durante la ceremonia en el Convention Center de Los Ángeles.
El presentador, Trevor Noah, y Ringo Starr, durante la ceremonia en el Convention Center de Los Ángeles. Chris Pizzello (AP)

En cuanto al espectáculo, una de las actuaciones más destacadas fue la de Megan Thee Stallion, ganadora a mejor artista revelación. Ella y Beyoncé se convirtieron en la primera pareja de mujeres en ganar en la mejor canción de rap por la remezcla de Savage. Su presentación dio paso a Cardi B, quien interpretó UP usando el tacón de aguja de un zapato gigante como barra de baile. Después se montó en una cama con Thee Stallion, para cantar juntas por primera vez en televisión su tema WAP, logrando una de las actuaciones más aplaudidas de la noche.

En un año tan desgarrador para la industria musical, no todo fue fiesta. El coronavirus, además de obligar a cerrar los locales, se ha llevado a numerosos artistas que la Academia de la Grabación quiso homenajear a través de un vídeo acompañado de canciones de músicos fallecidos el año pasado: Little Richard, Kenny Rogers, John Prine o Gerry Marsden. Silk Sonic también subió al escenario para honrar a Little Richard con una potente interpretación de Good Golly, Miss Molly, mientras que Lionel Richie honró a su amigo Kenny Rogers con Lady.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Antonia Laborde

Corresponsal en Washington desde 2018. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción