Grammy 2021, mejores actuaciones: mágica Taylor Swift, juerguista Dua Lipa y desafiante Cardi B

Lo más destacado de una gala donde las mujeres fueron las protagonistas, con Beyoncé haciendo historia

Dua Lipa durante su actuación en la 63 edición de los premios Grammy. En vídeo, los mejores momentos de la gala.FOTO: KEVIN WINTER / HANDOUT / EFE | VÍDEO: REUTERS

Las mujeres fueron las protagonistas de la 63ª edición de los Grammy, que, a pesar de las dificultades por la crisis sanitaria, se celebró la madrugada de este lunes (hora española) en Los Ángeles. Beyoncé, Taylor Swift (álbum del año por Folklore) y Billie Eilish (grabación del año por Everything I Wanted) se convirtieron en algunas de las triunfadoras. La primera, que consiguió cuatro, pasa a la historia de los premios comerciales más importantes de la música al ser la mujer con más Grammy: 28.

Más información
Todos los ganadores de los Premios Grammy 2021
Todos los vestidos de la alfombra roja de los Grammy 2021

En el apartado de actuaciones, algunas en el plató y otras ya grabadas especialmente para la gala, destacó Taylor Swift, que interpretó tres de las piezas (fundidas y acortadas) de sus dos últimos discos, publicados en 2020, Folklore y Evermore: Cardigan, August y Willow. La cantante estadounidense apareció tumbada en el tejado verdoso de en una cabaña, rodeada de arboleda, en una especie de bosque mágico. Un entorno relajado, natural y evocador, el que todo el mundo hubiera elegido para pasar este último año de pesadilla. No resultó casual la puesta en escena, ya que estos dos discos los ha grabado Swift durante la pandemia. Como una Joni Mitchell de 2021 y vestida como si estuviera en Laurel Canyon en los setenta, Swift acabó tocando en la buhardilla de la cabaña, descalza, acompañada por Jack Antonoff y Aaron Dessner (The National). Fueron cinco minutos de encantamiento.

Muy distinta fue la presencia de Dua Lipa. Del verde se pasó al rosa, la purpurina, la juerga y la sensualidad. Un cóctel discotequero que ofreció la británica con la interpretación de las irresistibles Levitating y Don’t Start Now, en compañía del rapero DaBaby. En el ecuador de la actuación aparecieron en el escenario un cuerpo de bailarinas y junto con Dua Lipa transformaron el escenario en una fiesta. Future Nostalgia (que se llevó en Grammy a mejor álbum pop) fue uno de los grandes discos de 2020, un sofisticado homenaje a la música disco de finales de los setenta. La actuación de Dua Lipa en los Grammy resultó como estar en aquel Studio 54 neoyorquino durante cinco minutos.

Seguramente el momento más impactante de la gala llegó con la actuación de Cardi B junto a Megan Thee Stallion (otra de las triunfadoras de la gala, con los dos premios en categoría de rap por su canción Savage, y el Grammy a artista revelación). Una cama gigante, unas botas de aguja de la misma dimensión, bodys metalizados, insinuaciones sexuales, poderío, desafiante. Por momentos fue caótico, pero sobre todo la interpretación de WAP resultó divertida.

Inspirada interpretación y adecuada canción para poner banda sonora a los fallecidos en el último año: Little Richard, Eddie Van Halen, Spencer Davies, Chick Corea o John Prine. Se encargó Brittany Howard, que puso alma a You’ll Never Walk Alone, acompañada al piano de Chris Martin. Billie Eilish estuvo sentida en su interpretación de Everything I Wanted. Lo hizo entre brumas y subida en el capó de un coche. Entre tanta puesta en escena trabajada y a veces deslumbrante resultó discreta la presencia de Bad Bunny (mejor álbum de pop latino o urbano por YHLQMDLG), que interpretó junto a Jhay Cortez Dakiti. Bunny, al que captaron las cámaras bailando durante la interpretación de Dua Lipa, se despidió de los Grammy con dos palabras: “Puerto Rico”.

Con una boa de plumas al cuello, una chaqueta de cuero abierta y pantalones del mismo tejido, Harry Styles bailó, sonrió y cantó maravillosamente bien su tema Watermelon Sugar (mejor canción pop solista). Mucho empaque la presencia escénica de Styles, que demostró, sin recurrir a grandes despliegues, que es una de las grandes estrellas del pop del momento. Billie Eilish, en un lateral del escenario, no podía ser más feliz bailando con la música del británico.

Sobre la firma

Carlos Marcos

Redactor de Cultura especializado en música. Empezó trabajando en Guía del Ocio de Madrid y El País de las Tentaciones. Redactor jefe de Rolling Stone y Revista 40, coordinó cinco años la web de la revista ICON. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS