Ana Mena: “Es una tradición lo de la canción del verano, pero me gustaría sacar mis propios temas”

La artista adelanta a un grupo de lectores del diario sus nuevos proyectos para España e Italia

La artista Ana Mena conversa con suscriptores del diario.

Creció “jugando a ser artista”. Se presentaba a todos los concursos de canto que podía y se convirtió en una habitual de Canal Sur Andalucía. “Mis padres tienen el cielo ganado”, bromea Ana Mena recordando sus inicios. La artista (Estepona, 24 años) acaba de lograr un Disco de Platino por la canción Solo, compartida con Omar Montes y Maffio, pero no es ni mucho menos el primero. Los atesora tanto en España como en Italia, donde también se ha labrado una carrera. La artista le contó la semana pasada a un grupo de suscriptores de EL PAÍS que se encuentra trabajando en un proyecto nuevo para ambos países.

Más información
India Martínez: “El secreto de ‘Verdades a medias’ es que lo he escrito para mí”
Pablo Alborán: “Hacer un disco sin prisas ha sido muy sano”

Paradójicamente, Mena ha tenido un buen año 2020. Aunque ya conocía el éxito gracias a sus últimos trabajos, durante los últimos meses ha podido preparar un repertorio para España e Italia que quiere lanzar “a finales de año o principios del que viene”. “No sé si llamarlo disco o algo un poco más reducido, pero estamos trabajando en ello”, reveló en el encuentro, que forma parte del programa de actividades exclusivas de EL PAÍS+ para suscriptores y lectores. La cantante explicó que no quiere hacer “un disco de relleno”, con dos grandes singles y el resto de canciones vacías, de ahí que todavía tenga que seguir trabajando y definiendo el formato. “Quiero que sea un disco bien hecho, lleno de buenas canciones, que cuenten algo, que la gente pueda sentirse identificada, que no sea monótono, que tenga mucho de mí y que a nivel sonido tenga las influencias de Ana Mena, pero sin etiquetas”, soltó de retahíla.

Sus influencias parten de la copla, la que solía interpretar en televisión y que la llevaron a representar a Marisol en la película sobre su vida que se estrenó en 2011. No ha sido su única incursión en cine. Rodó con Almodóvar La piel que habito y ahora se encuentra trabajando en una serie para Netflix, en la que comparte pantalla con actrices como Amaia Salamanca o Berta Vázquez.

De sus inicios copleros se pasó a otros estilos más actuales y ahora se encuentra cómoda en el dance pop, canciones que tienen todo para convertirse en la canción del verano, aunque suene a vida prepandemia. No obstante, quiere evitar cualquier encasillamiento y defiende su versatilidad. “Soy una chica que siempre ha escuchado mucha música de todas las décadas, desde bien niña porque así me la ponían en casa y vivo la música profundamente. No me gusta ponerme etiquetas porque no sé si mañana voy a seguir haciendo lo mismo. Me gusta ir cambiando, desarrollándome como artista y seguir bebiendo de diferentes estilos”, defendió locuaz. Tanto es así que ahora navega por los sonidos de Francia, país al que no descarta viajar para seguir ensanchando el mapa de Ana Mena, que también incluye México o Perú.

Esos inicios no se le olvidan. Habló de cómo ha tenido que “picar mucha piedra” para poder llegar a vivir de la música. “Hace que valores mucho de dónde vienes y la suerte que tienes de dedicarte a esto”, apuntó. La artista se confesó en un momento de gran motivación para seguir trabajando al ver cómo crece su comunidad de seguidores.

Carrera en Italia

Ana Mena se dio a conocer en Italia con D’estate non vale, una canción lanzada en 2018 con el artista italiano Fred De Palma. El tema se popularizó muy rápido y repitieron tándem en una Una Volta Ancora, que en español se tituló Se iluminaba. El pasado año, también con versión en italiano y español, publicó A un paso de la luna, con el italiano Rocco Hunt.

“Gracias a Italia han llegado canciones de allí hacia España que han sido superconocidas, así que siento que me han acogido muy bien y eso siempre voy a tener que agradecerlo”, aseveró. La artista, que ha participado en el festival de la canción de San Remo, recuerda que su padre le ponía cantantes italianos en su casa, de ahí quizás le vino el interés por el país. Defiende que los artistas españoles siempre suelen pensar en Latinoamérica para agrandar su público, lógico por el idioma, pero Mena confesó su interés por el mercado europeo. Próximamente viajará a Milán para continuar con su proyecto persona allí: “Es una tradición lo de hacer una canción para el verano, pero me gustaría sacar canciones Ana Mena”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Andrea Nogueira Calvar

Redactora en EL PAÍS desde 2015. Escribe sobre temas de corporativo, cultura y sociedad. Ha trabajado para Faro de Vigo y la editorial Lonely Planet, entre otros. Es licenciada en Filología Hispánica y máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS