Muere Olympia Dukakis, actriz ganadora del Oscar por ‘Hechizo de luna’

La intérprete, fallecida a los 89 años, aprovechó el impulso del premio y trabajó en películas como ‘Magnolias de acero’, ‘Armas de mujer’, ‘Mafia, ¡estafa como puedas!’, ‘Poderosa Afrodita’ o ‘Profesor Holland’

La actriz Olympia Dukakis, en Boston en 2014.
La actriz Olympia Dukakis, en Boston en 2014.Boston Globe (Boston Globe via Getty Images)

La actriz estadounidense Olympia Dukakis ha fallecido este sábado en Nueva York a los 89 años, ha comunicado su hermano, el también actor Apollo Dukakis, en su perfil de Facebook, donde ha compartido la noticia con sus seguidores. “Mi querida hermana ha fallecido esta mañana. Después de pasar muchos meses con la salud debilitada, descansa en paz con su [esposo] Louis [Zorich]”, ha escrito el hermano de la actriz, que no ha dado más detalles sobre la causa de la muerte. Dukakis, de larguísima carrera teatral, logró fama popular y llamó la atención del mundo del cine cuando ganó con Hechizo de luna el Oscar en la categoría de mejor actriz de reparto, en 1988, a sus 56 años. Curiosamente, aquel año su primo Michael, gobernador de Massachusetts, perdió como candidato demócrata la carrera a la Casa Blanca contra George Bush.

Olympia Dukakis recoge el premio Oscar por su papel en 'Hechizo de luna', en 1988.
Olympia Dukakis recoge el premio Oscar por su papel en 'Hechizo de luna', en 1988. Cinema Publishers Collection/The Hollywood Archive (LFI/Avalon.red / Cordon Press)

Olympia Dukakis nació en 1931, en Lowell (Massachusetts), hija de un matrimonio de inmigrantes procedentes del Peloponeso y de Anatolia. Estudió fisioterapia en la Universidad de Boston y trabajó de ello durante una epidemia de poliomielitis en los años cincuenta. Con el dinero ahorrado volvió a la universidad a estudiar interpretación, una pasión que heredó de su padre, que había fundado una compañía de teatro de aficionados. A finales de los cincuenta, se mudó a Nueva York, donde debutó primero en el teatro y luego empezó a aparecer en pequeños papeles en televisión y cine. Pero fue en los escenarios donde asentó su carrera, y así ganó dos premios Obie, un Drama Desk y un premio del Círculo de Críticos dramáticos de Los Ángeles.

Junto a su marido, Louis Zorich, fundó la compañía teatral Whole Theater Company, en 1973 en Montclair (Nueva Jersey), que mantuvieron dos décadas. Esa labor la compaginó con actuaciones en otras obras y su ascendiente carrera en el audiovisual. Gracias —o por culpa— de su voz, cascada, rápidamente empezó a encarnar papeles de “madre de”: hizo de madre de Dustin Hoffman (al que solo sacaba seis años) en John y Mary (1969) y de Joseph Bologna (del que solo le separaban cuatro) en Tal para cual (1971).

Y probablemente sus trabajos no hubieran salido en el cine de ese rol minúsculo si Nora Ephron no la hubiera visto en una representación en el Off Broadway. Ephron pensó en Dukakis para Se acabó el pastel, un guion autobiográfico que dirigió Mike Nichols, y aunque finalmente no actuó en ella, Nichols sí llamó a Dukakis para su siguiente obra teatral en Broadway, donde la vio Norman Jewison, que la fichó como Rose Castorini, la madre de Cher para su Hechizo de luna. Su personaje de progenitora irónica, sabia consejera, que robaba planos secuencia a secuencia, le reportó con toda justicia el Oscar. Por cierto, al año siguiente le robaron la estatuilla de su casa de Nueva Jersey: la guardaba sin más en la cocina.

Éxito en los años noventa

En cine enlazó en esos finales de los ochenta y principios de los noventa papeles en Magnolias de acero, Armas de mujer, la trilogía de Mira quién habla, Poderosa Afrodita, Profesor Holland o Jerusalem. En casi todos encarnaba personajes marcados por su origen étnico, una especialidad que Dukakis supo explotar. Entre otras de sus películas están Infiltrado, Mafia, ¡estafa como puedas!, A vivir que son dos días, Mi padre, Sobre la colina, Novio de alquiler o Me gustan los líos.

También tuvo un largo recorrido en televisión, donde aparece en uno de los episodios de la serie Frasier y en Historias de San Francisco, que le valió una nominación a los Emmy con su papel de casera transgénero. En la pequeña pantalla también dio vida en Sinatra (1992) a la madre del cantante; trabajó en la saga de telefilmes El bibliotecario y en la miniserie Juana de Arco, donde encarnó a la madre Babette.

Nunca pensó en retirarse y siguió trabajando hasta que su salud se deterioró: ha quedado pendiente de estreno su último trabajo en el drama Not to Forget, en el que encarna a una juez que condena a una milenial a cuidar de su abuela.

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción