ARTE

Alicante se postula como la quinta sede de las pinturas de la baronesa Thyssen

La Diputación Provincial negocia con Carmen Cervera la apertura en 2022 de una colección permanente en una ubicación aún por determinar en la provincia

La baronesa Carmen Cervera, en octubre del pasado año.
La baronesa Carmen Cervera, en octubre del pasado año.NurPhoto / NurPhoto via Getty Images

La Diputación de Alicante negocia con la baronesa Thyssen la apertura de una quinta sede de exhibición de su colección, tras los centros de Madrid, Málaga, Andorra y Sant Feliu de Guíxols (Girona). El proyecto, aún en estado embrionario, según el presidente de la corporación provincial, Carlos Mazón, contempla la posibilidad de que parte de las obras propiedad de Carmen Cervera recalen en una sede permanente en la provincia de Alicante a partir de 2022. Aún no hay presupuesto, aún es prematuro hablar de ubicación concreta y no se descarta ninguna opción, incluso la de que se sume alguna otra administración al proyecto.

Más información

La vicepresidenta de la Diputación y responsable del área de Cultura, Julia Parra, está llevando las negociaciones con la baronesa, con quien asegura haberse reunido en tres o cuatro ocasiones. Con el único horizonte fijo en el año que viene, cuando se cumple el bicentenario de la institución provincial, el resto está todavía por cerrar. El emplazamiento será en una ciudad y espacio por determinar, aunque todo parece apuntar a la capital provincial. El tipo de edificio podría ser nuevo o la rehabilitación de alguno en desuso. También está pendiente el coste, que vendría marcado por la presencia de “importantísimas piezas de la colección” de la familia Thyssen expuestas “de manera permanente”, según Mazón. “Tenemos claro el retorno” que una propuesta así dejaría en la ciudad, sobre todo en el ámbito turístico, augura. “Y no sería un gasto, sino una inversión; a mayor inversión, mayor retorno”, sentencia, “ya que se trataría de un centro de primerísima división cultural”.

Una de las salas del Museo de Bellas Artes Gravina (Mubag), con una colección permanente de 500 obras de arte alicantino desde el siglo XVI hasta principios del XX.
Una de las salas del Museo de Bellas Artes Gravina (Mubag), con una colección permanente de 500 obras de arte alicantino desde el siglo XVI hasta principios del XX.PEPE OLIVARES

Mazón y Parra han tenido que salir al paso de unas declaraciones vertidas el pasado sábado por la propia baronesa al diario Abc, en las que señalaba que en Alicante “hay un edificio muy bonito” que le gustaría “salvar para crear un centro”, aunque eludía señalar que fuera a convertirse en un museo nuevo bajo su marca. Este posible rescate de un inmueble ha hecho que se dirijan las miradas al convento de las monjas de la Sangre, ubicado detrás del Ayuntamiento y cerca del Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA), cuyo propietario es el Vaticano, ya que pertenece a la orden de San Juan de Letrán. Pero Parra simplemente ha aludido a que es la otra parte la que “tiene algo que decir” respecto a la ubicación final.

Sí ha avanzado la diputada provincial que las obras que, llegado el caso, desembarcaran en la provincia tendrían un “anfitrión provisional hasta que se habilite” la sede elegida, que sería provisionalmente el Museo de Bellas Artes Gravina (Mubag), también en el centro histórico de Alicante y gestionado por la Diputación. Mazón ha adelantado que la idea es que el futuro museo sea “más moderno” que el de Málaga, “con un tinte más tecnológico” y una apuesta por la “digitalización y la interactividad”. Finalmente, Mazón, que aspira a presidir el PP autonómico, ha dicho que no le consta que haya más instituciones públicas interesadas, aunque no se cierra a la posibilidad de una colaboración para blindar el resultado.

La colección de Carmen Thyssen se centra principalmente en los siglos XIX y XX y tiene tres ejes prioritarios: pintura española, pintura norteamericana y pintura europea, con una destacada representación del impresionismo, el posimpresionismo y el expresionismo. El pasado enero, Cervera y el Ministerio de Cultura llegaron a un acuerdo para la cesión al Museo Nacional Thyssen Bornemisza de Madrid de 425 obras de arte, además de la joya de la corona, el Mata Mua, de su colección por una compensación económica de 6,5 millones de euros anuales durante 15 años. En la colección hay obras de artistas como Braque, Brueghel el Viejo, Canaletto, Fragonard, Gauguin, Van Gogh, Juan Gris, Kandinsky, Matisse, Miró, Monet, Nolde, O’Keeffe, Picasso, Pissarro, Renoir y Rodin, entre otros.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50