POESÍA
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El compromiso cívico de Ana Luísa Amaral

La ganadora del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana habita en ese abismo entre la costumbre de lo social y la vivencia de lo individual

La escritora portuguesa Ana Luísa Amaral.
La escritora portuguesa Ana Luísa Amaral.Barbara Zanon (Getty Images )

Desde su primer libro de poemas, Minha senhora de quê, publicado en 1990, hasta What’s in a Name, aparecido en 2017 (y traducido al castellano por Paula Abramo para Sexto Piso, en 2020), la poeta portuguesa Ana Luísa Amaral (Lisboa, 1956) ha construido título a título, a lo largo de casi dos decenas de volúmenes, una obra lírica que ocupa un lugar absolutamente propio y original en el panorama de la poesía lusa contemporánea. Casi podríamos afirmar que Amaral, profunda conocedora de la tradición occidental (con lugar destacado para la anglosajona), ha decidido cultivar su espacio poético a través de un ejercicio radicalmente singular, edificado en un proceso de revisión continua de la tradición nacional portuguesa y su canon, que revisita, recrea y subvierte en muchos de sus poemas. La poesía de Amaral, que gana cada vez más lectores y se hace visible en más países, habita un reducto inconfundible en el territorio de la poesía de un país, como Portugal, que ha vivido en el siglo XX su particular siglo de oro en ese género.

Más información
Misterios que no sabemos nombrar
La portuguesa Ana Luísa Amaral gana el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

En sus poemas asistimos a la fundación de un mundo propio, a la contemplación de la vida cotidiana con frecuencia transfigurada en virtud de la relación con eso que llamamos “realidad”, y que se presenta en los versos de Ana Luísa Amaral como una profunda reflexión (o metarreflexión) sobre la tantas veces esquiva y sospechosa distancia entre nuestras experiencias más comunes y la gran experiencia de la búsqueda de lo inefable. En ese abismo entre la costumbre de lo social y la vivencia de lo individual, gracias a la mirada, habita su voz poética, en la que destaca siempre un profundo componente ético, un compromiso cívico que responde con la verdad y la esencia (aunque desamparada) de las palabras a la frágil verdad del mundo.

En paralelo, Ana Luísa Amaral es autora de una amplia obra ensayística, dramática, de narrativa para niños, jóvenes y adultos, y de traducción. Entre los numerosos títulos que configuran esta obra plural, merecen un lugar destacado sus lúcidos ensayos encuadrados en el ámbito de los estudios feministas y los estudios queer. A través de ellos, y de sus numerosas aproximaciones ensayísticas sobre el misterio del proceso de la creación poética, puede presumir de una obra total dominada por la coherencia, en la que los varios géneros y registros funcionan como diversos caminos posibles para llegar, siempre, al epicentro de su creación: la palabra poética. En Amaral coinciden, así, poema y mundo, y el lector se recrea y emociona con sus diferentes formas para dar nombre a las cosas. Por eso, probablemente, finaliza el poema What’s in a Name con un cántico que se prefigura inmortal, sutil y delicado como su propia poesía: “Y entonces, amor mío, mi mayor fuerza, / seremos para ellos cual la rosa / O no, cual su perfume: / ingobernado libre”.

Antonio Sáez Delgado es profesor de la Universidad de Évora (Portugal).

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS