Crítica | Fast & Furious 9
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

‘Fast & Furious 9’, hasta el infinito y más allá

El director Justin Lin vuelve tras dos películas sin llevar el timón de la saga, demuestra en un par de largas y poderosas secuencias que pocos ruedan la acción como él, y se embarca en un “no se vayan todavía, que aún hay más”

Michelle Rodriguez y Vin Diesel, en 'Fast & Furious 9'. En el vídeo, el tráiler de la película.

Con la excepción del longevo serial de películas de James Bond, distintivo pues ha cambiado de intérpretes y de responsables a lo largo de siete décadas, no se recuerda una franquicia de título único y protagonistas estables que haya llegado a su novena entrega con la salud popular y el triunfo en las taquillas de Fast & Furious. Una saga con un tercio inicial titubeante, pero a la que, precisamente, acabó beneficiando el último giro de las producciones de 007 hacia un tono más grave y una complejidad mayor de personajes y relato, ya con Daniel Craig como protagonista, dejando el consabido hueco para una franquicia de espionaje más desprejuiciada y básica, en la que solo importaran los fuegos de artificio y en la que, simplemente, todo valía con tal de dejar boquiabiertos a los fanáticos.

Más información
‘Fast & Furious 8’, récord de taquilla de un estreno global: 500 millones de euros
‘Fast & Furious’, la franquicia infinita

La sexta, dirigida por Justin Lin, quizá marcara el punto álgido de espectacularidad de un serial que, puntualmente, ha incorporado estrellas del cine de acción (de Dwayne Johnson a John Cena, su último eslabón, pasando por Jason Statham), solventado la muerte de uno de sus rostros emblemáticos, el de Paul Walker, y convencido con una mezcla de pasta gansa, sentido del humor autoparódico y fastuosidad en la composición de sus secuencias más relevantes a grandes nombres de Hollywood en principio ajenos a este tipo de productos, véase Charlize Theron y Helen Mirren, repetidoras en esta Fast & Furious 9, que por fin se estrena tras varios retrasos pandémicos.

Desde aquel sexto capítulo, la franquicia no ha decaído, pese a su fatal empecinamiento en los metrajes elefantiásicos (de nuevo, casi dos horas y media), gracias a la labor de directores como James Wan y F. Gary Gray, y a una fusión entre los orgasmos de puesta en escena y montaje, los berridos sonoros de sus automóviles, la camaradería de su plantel de personajes y, como aquí, unos argumentos donde el poder del legado en el marco de relatos cercanos al folletín familiar ejerce de esquema básico (o incluso grueso) para la toma de decisiones emocionales de sus criaturas.

Lin, que vuelve tras dos películas sin llevar el timón de la dirección, demuestra en dos largas y poderosas secuencias en una pedestre carretera de montaña y en las calles de Edimburgo que pocos ruedan y montan la acción como él. Y el “no se vayan todavía, que aún hay más” alcanza un listón todavía más delirante que el de los coches voladores, de edificio en edificio, de la séptima entrega. ¿Adónde los vamos a subir esta vez, hasta el espacio o qué? Sujétame el cubata, que lo hacemos. Y además el público se lo tragará.

FAST & FURIOUS 9

Dirección: Justin Lin.

Intérpretes: Vin Diesel, Michelle Rodriguez, John Cena, Charlize Theron.

Género: acción. EE UU, 2021.

Duración: 145 minutos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS