Crítica | Free Guy
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

‘Free Guy’, la rebelión del algoritmo

Ryan Reynolds protagoniza esta comedia de acción y romántica muy entretenida, aunque su mensaje sobre una inteligencia artificial antisistema se quede en la superficie

Ryan Reynolds y Jodie Comer, en 'Free Guy'. En el vídeo, el tráiler.

Un sonriente Ryan Reynolds es el héroe de esta comedia de acción y romántica que se mete en las tripas de un violento y frenético videojuego. Reynolds interpreta a Guy, un personaje secundario en el universo conocido como Free City, solo un simpático transeúnte que cada día repite su rutina sin derecho a nada más. Cada mañana se levanta con la misma hoja de ruta mientras los que están en primera línea se divierten friendo a tiros a sus rivales. Free Guy busca su lugar entre la visionaria reflexión sobre la telerrealidad que supuso a finales de los años noventa El show de Truman, la película de Peter Weir interpretada por Jim Carrey; el mundo virtual de la más floja y ochentera Tron, con Jeff Bridges perdido entre lenguajes encriptados; y la elegía al poder del juguete común de La Lego película, donde otro simple don nadie también era el elegido.

Más información
Cómo Ryan Reynolds dio con su mejor versión riéndose de sus fracasos
Videojuegos: explorando los límites cinematográficos

Veloz y entretenida, Free Guy parece dirigida a un público adolescente más interesado en la computadora que en la sala de cine, aunque funciona igual para el espectador alérgico al mundo de los gamers o jugadores de videojuegos. El filme circula en paralelo entre el mundo virtual —donde esa inteligencia artificial bondadosa y fraternal, un ser alegre y pacífico, toma conciencia de sí mismo—, y el real, donde dos jóvenes programadores interpretados por la explosiva y versátil Jodie Comer (Killing Eve) y un ídolo adolescente, Joe Keery (Stranger Things), vivirán su propia aventura tecnológica contra un malvado gurú del videojuego interpretado por el histrión Taika Waititi.

Dirigida por el actor y productor Shawn Levy, que también firma la trilogía Noche en el museo y de algunos episodios de Stranger Things, Free Guy está diseñada a mayor gloria de su protagonista, que sabe sacarle brillo a su lado más insulso y tierno. Repleta de gags dirigidos a los amantes de los videojuegos y los superhéroes, con cameos de jugadores profesionales famosos, la película aspira a ser un puente generacional y por tanto una ambiciosa apuesta para atraer a la taquilla a un público reacio a moverse del sofá, aunque su mensaje sobre una inteligencia artificial rebelde y antisistema no acabe por romper la superficie.

FREE GUY

Dirección: Shawn Levy.

Intérpretes: Ryan Reynolds, Jodie Comer, Lil Rel Howery, Utkarsh Ambudkar, Taika Waititi.

Género: comedia. Estados Unidos, 2021.

Duración: 115 minutos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elsa Fernández-Santos

Crítica de cine en EL PAÍS y columnista en ICON y SModa. Durante 25 años fue periodista cultural, especializada en cine, en este periódico. Colaboradora del Archivo Lafuente, para el que ha comisariado exposiciones, y del programa de La2 'Historia de Nuestro Cine'. Escribió un libro-entrevista con Manolo Blahnik y el relato ilustrado ‘La bombilla’

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS