Muere Roger Michell, director de ‘Notting Hill’, a los 65 años

El cineasta y dramaturgo fue también responsable de películas como ‘Al límite de la verdad’ o ‘Venus’, y formó tándem artístico con Hanif Kureishi

Roger Michell, el 4 de septiembre de 2020, en el festival de Venecia.
Roger Michell, el 4 de septiembre de 2020, en el festival de Venecia.ALBERTO PIZZOLI (AFP)

El cineasta británico Roger Michell, que dirigió, entre otros éxitos, la comedia Notting Hill (1999), ha muerto a los 65 años, informó este jueves su publicista. En un breve comunicado difundido por la agencia británica PA, se indica que el también escritor y director teatral falleció el 22 de septiembre, sin dar más detalles sobre las circunstancias. “Es con gran tristeza que la familia de Roger Michell, director, escritor y padre de Harry, Rosie, Maggie y Sparrow anuncia su muerte a la edad de 65 años el 22 de septiembre”, dice la nota.

Más información
Crítica de 'The Mother' (2003)
Julia Roberts: «Si entro hoy a cualquier plató, me encontraré con un 70% de hombres»

Michell fue un estupendo director, que en sus mejores trabajos se benefició de su amistad con el escritor Hanif Kuresihi. En 2013, cuando ambos presentaron en San Sebastián Le week-end, Kureishi dejó claro a quien esto escribe que él no era guionista, que él escribía películas para Michell, con el que se reunía mucho, escribía aparte, se lo enseñaba, volvían a discutir y se sentaba a corregir.

Nacido el 5 de junio de 1956 en Pretoria (Sudáfrica), donde su padre estaba destinado como diplomático, Michell se crio entre varios países y cursó después estudios superiores en Bristol y la universidad de Cambridge, donde dirigió varias obras y ganó diversos premios. Fue ayudante de dirección en el londinense Royal Court Theatre —donde coincidió, entre otros, con Kureishi, de quien posteriormente adaptaría El Buddha de los suburbios para televisión y mantendría una estupenda colaboración, o el cineasta Danny Boyle—, y en 1985 se unió a la Royal Shakespeare Company, donde fue director residente durante seis años.

Ya consolidado en el circuito teatral y la televisión, Richard Curtis, compañero de habitación en la universidad, le buscó para que dirigiera su obra Notting Hill, que se convirtió en una de las películas británicas más taquilleras de todos los tiempos. Ya había hecho Titanic Town, alrededor del mundo del IRA, y ganado suficiente nombre, pero Notting Hill, con la química entre Hugh Grant como dueño de una librería de viajes en el barrio que titula la comedia, y Julia Roberts, como una gran estrella de Hollywood, le convirtió en uno de los directores de comedia del cambio de siglo. En 2002, dirigió otro éxito de la gran pantalla, Al límite de la verdad, con Ben Affleck y Samuel L. Jackson. La siguiente película, The Mother (2003), con guion de Kureishi, demostró el inmenso talento de Daniel Craig, que encarnaba a un chapuzas que se inicia una relación con una viuda mucho mayor que él a la que le está reformando la casa. Y después llegaron El intruso, basada en la novela de Ian McEwan, con Craig y Rhys Ifans (que logró la fama como el alocado compañero de casa del protagonista de Notting Hill) y Venus (2006), con Peter O’Toole, el último gran trabajo de la estrella inglesa. Antes de ese rodaje, Michell se salió del rodaje de Quantum of Solace, un bond del que desistió tras desencuentros artísticos. Años antes, tuvo que abandonar a poco de iniciarse la filmación La mandolina del capitán Corelli (en el final de Notting Hill esa es la novela que lee el librero) por un infarto de miocardio.

En 2010, Michell dirigió Morning Glory, una comedia sobre un programa televisivo matinal con Rachel McAdams y Harrison Ford, y en 2012 Hyde Park on Hudson, con Bill Murray como Franklyn Delano Roosevelt. Pero su mejor cine lo hizo en Reino Unido, como quedó claro con Le week-end, con un precioso guiño a la Nouvelle Vague, o la estupenda Mi prima Rachel (2017), adaptación de la novela de Daphne Du Maurier. Hace dos años concursó en el festival de San Sebastián con La decisión, su versión de la película de Bille August Corazón silencioso (2014), que protagonizó Susan Sarandon para Michell. El año pasado presentó en el certamen de Venecia El duque, protagonizada por Helen Mirren y Jim Broadbent. Su repentina muerte ha dejado inconcluso su documental Elizabeth, del que hace tres semanas estuvo realizando presentaciones a la industria en el festival de Telluride.

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS