Cine | Una película de policías
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

‘Una película de policías’: una inmersión entre el documental y la ficción en los patrulleros mexicanos

El nuevo trabajo del director Alonso Ruizpalacios narra la historia de dos agentes de Ciudad de México y el proceso de investigación de los dos actores que los interpretan

Un momento de 'Una película de policías'. En el vídeo, tráiler de la película.

Desde su debut en 2014 con Güeros, al mexicano Alonso Ruizpalacios no conviene perderlo de vista. Si aquella película proponía un viaje a la vida varada de unos estudiantes sumidos en el tedio del parón que supuso en 1999 el año de huelga en la Universidad Nacional —“Somos la huelga de la huelga”, decía uno de los personajes de este filme que perseguía la sombra de un viejo músico que una vez hizo llorar a Bob Dylan—, su siguiente filme, Museo (2018), sostenía otro tipo de viaje físico y existencial para abordar cuestiones parecidas sobre la falta de destino e identidad. La película, un thriller por momentos cómico, se sumergía en un suceso real, el robo a principios de los ochenta de más de cien joyas prehispánicas del Museo Nacional de Antropología, que de forma sorprendente no estuvo en manos de profesionales sino de dos jóvenes atrapados en la nada de su vida suburbial de eternos estudiantes.

De alguna manera, aunque desde un lugar completamente diferente, el nuevo trabajo de Ruizpalacios, Una película de policías, vuelve a ser una road movie, más urbana, circular y callejera, sobre dos policías municipales, Teresa y Montoya, que evocan su llegada al cuerpo y su historia de amor. Teresa recuerda cómo siguió los pasos de su padre, que cuando supo las intenciones de su hija la rechazó causando una herida que ella recuerda como un tiro “en el alma” que solo se cerró gracias a una carta en la que el padre le reconocía lo que jamás fue capaz de decirle cara a cara. Es solo un detalle dentro de un relato cruzado que a mitad de metraje pega un volantazo que cambia de forma radical su rumbo.

Porque Una película de policías es la historia de Teresa y Montoya, pero también de los dos actores que los interpretan. Una historia cuya verdadera naturaleza va más allá de los límites entre documental y ficción para demostrar cuánto hay de lo primero en la segunda y viceversa. La inmersión de los dos actores, Mónica del Carmen y Raúl Briones, en la vida de los dos personajes principales, es apasionante, llena de información sobre la policía aunque también sobre su propio proceso creativo y con la interesante paradoja de que te los crees más cuando actúan que cuando son ellos mismos.

En su investigación actoral, con algún gran momento como el de Briones en la barbería, ambos expresan lo que piensan sobre una institución que sobre todo inspira desconfianza y miedo. Así, y pese a que “nadie en su sano juicio querría ser policía” en Ciudad de México, los dos intérpretes bucearán en los motivos de una vocación minada por un sistema enfermo y corrupto que desde la secuencia inicial del parto muestra su abandono al ciudadano que de verdad necesita ayuda. La película de Ruizpalacios se mueve en este doble y triple relato en el que la historia de amor entre los dos policías y la de cada uno de ellos con su maltrecho trabajo se transformará en otra cosa gracias a una serie de audaces decisiones y un fabuloso montaje capaz de demostrar las enormes posibilidades de un cine de convicción rodante y sin fronteras.

UNA PELÍCULA DE POLICÍAS

Dirección: Alonso Ruizpalacios.

Intérpretes: Raúl Briones, Mónica del Carmen. 

Plataforma: Netflix.

Género: documental de creación. México, 2021.

Duración: 107 minutos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elsa Fernández-Santos

Crítica de cine en EL PAÍS y columnista en ICON y SModa. Durante 25 años fue periodista cultural, especializada en cine, en este periódico. Colaboradora del Archivo Lafuente, para el que ha comisariado exposiciones, y del programa de La2 'Historia de Nuestro Cine'. Escribió un libro-entrevista con Manolo Blahnik y el relato ilustrado ‘La bombilla’

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS