Warner compra las canciones de David Bowie por más de 220 millones de euros

El acuerdo con los herederos del artista incluye temas de los 26 álbumes de estudio editados durante su vida, además del disco póstumo ‘Toy’, que se lanzará el viernes

David Bowie, durante una actuación en el festival Glastonbury, el 25 de junio de 2000.
David Bowie, durante una actuación en el festival Glastonbury, el 25 de junio de 2000.Jim Dyson (Getty Images)

La discográfica Warner Chappell ha anunciado este lunes la compra de todo el catálogo editorial de David Bowie como compositor, lo que incluye 26 álbumes de estudio, desde el disco de debut David Bowie, lanzado en 1967, hasta el último, Blackstar, de 2016, año de la muerte del artista a los 69 años. La compañía no ha revelado el precio de adquisición de la colección, pero el diario The New York Times estima el valor en más de 220 millones de euros. Después de esa transacción realizada con los herederos del artista británico, casi todo el trabajo de la estrella estará bajo un mismo techo corporativo.

La editorial de música estadounidense y subsidiaria de Warner Music Group tendrá los derechos de publicación musical global de más de 400 canciones del artista, incluidos los grandes éxitos Space Oddity, Changes, Ziggy Stardust, Let’s Dance y Heroes. El trato también abarca el disco póstumo Toy, grabado en 2001 —pero que nunca llegó a publicarse debido a divergencias con la discográfica— y que verá la luz finalmente este viernes. El acuerdo también incluye el material de la efímera banda de Bowie llamada Tin Machine, además de otros proyectos.

En septiembre, la compañía ya había anunciado un acuerdo con los herederos de Bowie que le otorgaba a Warner los derechos para lanzar todas las grabaciones del artista desde 1968. Con este nuevo pacto, WMG ahora es el hogar del trabajo de Bowie como compositor y artista de grabación. El director ejecutivo de Warner Chappell, Guy Moot, afirma en un comunicado: “Estas no son solo canciones extraordinarias, sino hitos que han cambiado el curso de la música moderna para siempre”.

Este acuerdo es el último de una serie de enormes transacciones por derechos musicales, impulsadas por el creciente valor de la música en la era del streaming. El mes pasado, Bruce Springsteen vendió su trabajo como compositor y artista de grabación a Sony Music por unos 550 millones de dólares (casi 490 millones de euros). Durante el último año, otras ventas importantes han incluido el trabajo de Bob Dylan, Paul Simon, Tina Turner, Mötley Crüe, ZZ Top y Shakira.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS