“Quiero marcar una época en la historia del toreo”

Emilio de Justo presenta el cartel de la encerrona del Domingo de Ramos en Las Ventas

Emilio de Justo, delante del cartel de la corrida.
Emilio de Justo, delante del cartel de la corrida.Tauroemoción

“No me conformo con ser figura; quiero hacer historia y marcar una época. Me encuentro muy fuerte mentalmente y en un momento de gran madurez y confianza. Por ello, afronto la tarde más importante de mi vida”.

El diestro Emilio de Justo (Torrejoncillo, Cáceres, 1983) justificaba con estas palabras su decisión de encerrarse con seis toros de distintas ganaderías el próximo 10 de abril, Domingo de Ramos, en la plaza de Las Ventas.

Lo decía en un acto celebrado esta mañana en Madrid en el que se ha presentado la importante cita taurina y el cartel que la anuncia, obra del diseñador Iván Estupiñá, y en el que el torero ha estado acompañado por Rafael García Garrido, uno de los empresarios de Plaza 1, cinco de los seis ganaderos anunciados, el director del Centro de Asuntos Taurinos, Miguel Abellán, y una pléyade de amigos y admiradores, entre los que no faltaron el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, aunque ambos enviaron un saludo mediante un vídeo.

Fue una jornada en la que abundaron los elogios al protagonista, los buenos deseos y el convencimiento general de que De Justo volverá a triunfar y saldrá de nuevo por la puerta grande de Madrid, después de que ya lo hiciera en tres ocasiones anteriores: el 30 de septiembre de 2018, y el 4 de julio y el 3 de octubre de 2021.

El más comedido quizá fuera el propio De Justo, quien reconoció la dificultad que entraña una gesta de este tipo en Madrid, aunque señaló que es el momento de hacerla después de 15 años de alternativa y de que “ya no tengo 20 años”.

Recordó las vicisitudes de su trayectoria taurina, y señaló que la encerrona “es una gesta interior por lo que Madrid me ha dado, una plaza de buenos aficionados que saben apreciar mi toreo”.

El turno de intervenciones lo abrió Miguel Abellán, director del Centro de Asuntos Taurinos de Madrid, un devoto confeso de Emilio de Justo, según sus propias palabras, y afirmó que el 10 de abril marcará un hito en la historia de la tauromaquia.

Le siguió Rafael García Garrido, empresario venteño, quien después de piropear a De Justo, dijo que “esta temporada es importantísima” tras casi dos años de desconexión con la sociedad. “Queríamos volver a lo grande”, añadió, “y Madrid se merece una vuelta como esta”.

Hablaron también cinco de los seis ganaderos anunciados —Victorino Martín, Parladé, Palha, Victoriano del Río y Pallarés, y solo faltó a la cita Justo Hernández—, y todos expresaron su firme deseo de que la tarde sea triunfal para el torero y los propios criadores. “La fiesta necesita revulsivos y el gesto de Emilio de Justo es uno de ellos”, destacó Victorino Martín.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS